Hablar de esposa adúltera  desde la perspectiva de Dios, me ha valido muchas palabras de animo, pero también insultos e improperios, incluso de hombres adúlteros. Hoy traigo este texto que me ha tenido inquieto por mucho tiempo.

Tu visión de lo que es el matrimonio dicta su éxito o su fracaso.

Es la historia de un hombre, recto y responsable. Este hombre se casó con una mujer de dudoso proceder. Ella era una mujer dada a pensar que ciertas corrientes mundanas eran incluso justas, es decir, ella creció con un trasfondo espiritual desordenado. Luego de casarse con esta mujer, ella le dio hijos. Posteriormente también llego la vergüenza; ella se volvió a una vida  desordenada, llena de pecado sexual.

Cuando la esposa se entrego a sus bajas pasiones, su esposo se enteró y su reacción tú la imaginaras. Su primera reacción fue la de relatar lo sucedido a sus hijos y declararles que su madre ya no era su esposa, por su mal proceder. Por ir tras amantes, el esposo decidió retirarle todo tipo de cobertura. Con esta actitud, seguramente afectó a sus hijos. Fue como heredarles y perpetuar en sus mentes lo sucedido. Herencia que afectaría, de forma diferente, en el corazón de sus hijos e hijas. Unos viéndolo como un peligro latente y las otras como una posible salida en ciertas circunstancias.

Orgullo Pisoteado

En su cabeza, influenciada por un orgullo pisoteado, pasaban pensamientos diversos. Pensamientos de vergüenza, enojo y también pensamientos de misericordia. Él sabia que su esposa no la estaba pasando bien. Se enteraba de que sus amantes la abandonaban luego de obtener de ella el placer y ella corría a buscar a otro amante.

Cierto día, el esposo, tuvo una conversación con su padre. Su padre ya sabia el desorden de su esposa. Temeroso de recibir de su padre reproches sobre su esposa, no quería escuchar. Pero lo que escucho le dejo perplejo. Su padre le comunico que estaba enterado de los devaneos de su esposa, sin embargo su consejo fue: -Ámala-, el esposo quedo sorprendido, -Ámala- le dijo de nuevo el sabio y viejo padre.

Y, ante el desconsuelo del esposo, después de un breve silencio, le dijo lo siguiente:  -Hijo, amar es una decisión, no un sentimiento. Amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor. El amor es un ejercicio de agricultura. Arranca lo que hace daño, prepara la tierra, ara, siembra, se paciente, riega y cuida. Estate preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, pero no por eso abandones tu huerto. Ama, es decir, acepta, valora, respeta, da afecto, ternura, admira y comprende. Simplemente, ama.

Aquel que ara la tierra y la siembra, recibirá doble porción. - RonnieVBCarrera #EsposaAdúltera Clic para tuitear

Si no Tengo Amor, Nada Soy.

“¿Sabes por qué? Porque la inteligencia, sin amor, te hace perverso. La justicia, sin amor, te hace implacable. La diplomacia, sin amor, te hace hipócrita. El éxito, sin amor, te hace arrogante. La riqueza, sin amor, te hace avaricioso. La docilidad, sin amor, te hace servil. La pobreza, sin amor, te hace orgulloso. La belleza, sin amor, te hace ridículo. La autoridad, sin amor, te hace tirano. El trabajo, sin amor, te hace esclavo. La vida sin amor, no tiene sentido. Y Amar sin Dios en el corazón, es imposible”.

La Biblia Enseña que el Amor de Cónyuge es en Justicia.

Todo el relato que les he referido es literalmente el libro de Oseas. Tal cual, Dios, el Padre, dicta a Oseas muchas situaciones que los fariseos olvidaron, a propósito, al hablar con Jesús sobre otorgar carta de divorcio a la esposa. Dios es Todo Poderoso, todo lo sabe y todo lo ve. Es entonces que claramente habla a Oseas sobre lo que ha de hacer con su esposa adúltera.

Tal cual, Dios, el Padre, dicta a Oseas muchas situaciones que los fariseos olvidaron, a propósito, al hablar con Jesús sobre otorgar carta de divorcio a la esposa. - RonnieVBCarrera Clic para tuitear

“Me dijo otra vez Jehová: Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran a dioses ajenos, y aman tortas de pasas”. Oseas 3:1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

La Esposa Adúltera.

Muchos alegan que la esposa de Oseas y la mujer del libro de Oseas 3:1 no son la misma mujer. Pero resulta que Dios compara a Gomer, la esposa adúltera de Oseas, con Israel, su pueblo escogido. Pueblo que fue infiel a Dios y Él, en su infinito amor, perdona una y otra vez. ¿Por qué razón Dios utiliza la analogía de Oseas y Gomer para hablar de redención a Israel? Cabe resaltar que Oseas significa salvación. Palabra que me hace pensar en Jesús y su misión en esta tierra.

Cuando, como esposos, decimos: juro amar a esta mujer hasta que la muerte nos separe, estamos aceptando ser su cobertura, su proveedor terrenal, ser su redentor terrenal. Esto último me impacta, me hace comprender el concepto matrimonio de una forma totalmente diferente al que me fue inculcado. Pienso que, en parte, por esa razón Pablo dice que Jesús es Señor de señores. Los esposos, como señores, además de ir a las naciones y hacer discípulos de ellas, tenemos que limpiar toda mácula de nuestras esposas.

“…que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores”. 1 Timoteo 6:14-15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El Amor, aún por la Esposa Adúltera, Debe ser sin Fingimiento.

La esposa adúltera, como la mujer extraña, son mujeres con baja autoestima. La mujer extraña tendrá que buscar a Dios para que le ayude con ese problema. La esposa adúltera, por el contrario, deberá ser apoyada directamente por su esposo. Aunque ella tiene la misma obligación de buscar a su Señor, el esposo tiene la tarea de preparar el camino al arrepentimiento. Así lo hace Dios con su pueblo adúltero. Dice el Señor que seamos santos como Él es santo. Podemos agregar que seamos misericordiosos, así como Él es misericordioso.

“Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”. 1 Juan 3:18 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El Hombre de Dios Muere a su Carne.

Solo aquel que tenga la capacidad de morir a su carne, podría cumplir con su pacto matrimonial, luego de un error de su esposa. Morir a nuestra carne es imitar a Jesús en su acto heroico y redentor por nosotros. Tú tienes un llamado divino: redimir a tu esposa. O quizás tengas que rechazar la invitación al pecado sexual de una esposa desesperada por encontrar, de forma equivocada, la validación de un hombre, porque su esposo no sabe hacerlo. Gomer puede ser tu esposa, o bien la esposa de otro hombre. Estas obligado a redimir a tu esposa y también lo estas a no manchar a la esposa de otro hombre.

“Vence el que se vence a sí mismo” — Publio Siro

El Perfecto Amor es Benigno.

Oseas compro con dinero a su esposa Gomer. El esposo la compro al amante de Gomer. Oseas… salvador… Jesús acepta, perdona y da salvación. Él, el Señor de señores te da el azimut y las ordenes: Ámala. Volvamos a Oseas 3: allá dice que el esposo compra a su esposa y la lleva a su casa y le advierte que no tendrá relaciones intimas con ella en muchos días. Esto me hace pensar en Jesús sanando enfermedades físicas y también sanado el corazón. Oseas no estaba motivado por situaciones carnales, su motivación era divina. Su motivación era cumplir con lo que Dios le pedía.

Ser Como Dios Quiere que Seamos es ser Íntegros.

No cuestiones el error de tu esposa. Entiende algo: tienes un propósito divino y recuerda que Dios le da las misiones más difíciles a sus mejores soldados. Dios bendiga a los hombres maduros, los que ante el pecado de su esposa no toman venganza, al contrario, consientes de su sacerdocio, cubren, libres de idolatría, a sus esposas en pecado. No te avergüences de hacer la voluntad de Dios.

“¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos; mas los rebeldes caerán en ellos”. Oseas 14:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¿Por qué razón Dios utiliza la analogía de Oseas y Gomer para hablar de redención a Israel?

Esposa Adúltera

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

RonnieVBCarrera se define como un sobreviviente del adulterio, él escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios.
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Suscribete para recibir los boletines.

Publicado por RonnieVBCarrera

Hablo sobre el diseño de Dios para el matrimonio.

Únete a la conversación

11 comentarios

  1. Yudidchaparroacu63@ esposo(a) rebelde Padre celestial vengo ante tu precioso altar, confiada(o) en que tu escuchas mi oración, oración de un(a) hijo(a) arrepentida. Tú eres un Padre lleno de Amor y Misericordia. Quiero pedir dice:

    En mi caso fue mi esposo,fuera q fue infiel pidió el divorcio,se lo otorgaron ,convive con om,no ha sido fÁcil,quiero ser como ósea,pero claro está si es la voluntad de Dios

  2. Usa el ejemplo de Oseas y Gomer porque tal como actuó Oseas, actúa Dios en nuestras vidas, nos saca del fondo senagoso, pagó un precio alto por nosotros y con eso nos dio amor, esperanza y consuelo, igual que Oseas con Gomer.

  3. Hermano Ronnie. Yo fui una mujer adúltera… Mi esposo tomó venganza cometió el. Mismo pecado y de ese pecado nació un niño.. Cuando me di cuenta el me pidió perdón.. Yo sigo con el pero se me ha hecho tan difícil perdonar… Estoy muy triste.. Y no se q hacer.. Ronnie un consejo se q Dios lo usa demaciado gracias

  4. Buenas. Me encantaría seguir llenadome de mucha información divina, pues vivo un caso en relación con lo citado y no se que hacer con el desorden de mi esposa…..

    1. Dios le habla a su profeta, le habla a Oseas y le revela que su esposa le engaña, ella se acuesta con otro hombre. Dios le dice a Oseas que asi es su pueblo: infiel e irresponsable en su relación con Él. Pero tenemos que resaltar que Dios no le dice a Oseas que castigue a su esposa, Dios le dice: ve y ama a tu esposa adúltera. Entendemos que por intermedio de ese amor es que la esposa en pecado va a encontrar el perdón y el camino a una vida diferente. Todo lo malo se puede vencer únicamente con amor. Únete a los #LunesDeEsposos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.