Yo aborrezco el divorcio, dice el Señor.

Yo aborrezco el divorcio, dice Dios, es un articulo para traer claridad a los más pequeños en la fe. Para darles fortaleza a los que están parados en la brecha por sus matrimonios.

Dios habla sobre el divorcio.

Dicho por Dios: «Yo aborrezco el divorcio», debería ser suficiente para que nosotros sintamos la misma aversión por el divorcio. Pero muchos creen que la única razón por la que Dios aprueba el divorcio es por causa de adulterio. Dios no permite el divorcio en dos personas que Él unió. En ninguna parte de la Biblia vas a encontrar que Dios diga que permite el divorcio. Se han dado muchas confusiones por malas interpretaciones de la Biblia.

Dios une solo a personas solteras y sin compromiso. – RonnieVBCarrera Clic para tuitear

La Biblia dice que Dios aborrece el repudio. Queda sobreentendido que aquella persona que se casa, se divorcia y se vuelve a casar, esta en adulterio y si quiere rectificar su camino, deberá apartarse del pecado y volver a su pacto matrimonial.

Meditemos en la Palabra.

«Jehová: ¿Quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón. El que no calumnia con su lengua, ni hace mal a su prójimo, ni admite reproche alguno contra su vecino. Aquel a cuyos ojos el vil es menospreciado, pero honra a los que temen a Jehová. El que aun jurando en daño suyo, no por eso cambia; quien su dinero no dio a usura, ni contra el inocente admitió cohecho. El que hace estas cosas, no resbalará jamás». – Salmos 15:1-5 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Aquel que a cambio de placer sexual hace sufrir a su cónyuge, está admitiendo que hace mal a su prójimo inmediato, a su cónyuge e hijos. Y por tal motivo será alguien que no puede residir en el santuario de Dios. El infiel es alguien que no puede habitar en su santo monte.

El que encuentra esposa, encuentra la benevolencia de Dios.

«Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne». – Génesis 2:21-24 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Alcanzando la benevolencia de Jehová.

Pienso que Adán se sintió realmente respaldado por Dios cuando le otorga a su esposa. Pero sucede que antes de darle esposa le dio trabajo. El trabajo de Adán fue ponerle nombre a todas las bestias que Dios había creado.

No creo que Adán, antes de recibir a Eva, hubiera sido tan ingenuo como para no darse cuenta de que todos tenía pareja y él no. Seguramente se pregunto: «¿Qué pasó aquí?». Cuando él hubo acabado su trabajo y ya agotado, entra en un sueño profundo, Dios saca una costilla de él y crea a Eva.

Para todas aquellas personas que dicen creer en Dios, yo les digo: si Dios hubiera tenido contempladas varias mujeres para el hombre, le hubiera sacado varias costillas a Adán y no solo una.

Lo que significa la palabra pacto.


El concepto pacto es algo que muchos hemos tomado a la ligera. He visto muchos casos de hombres y mujeres que mientras les dura el enamoramiento están golpeándose el pecho, pataleando, supuestamente adorando a Dios. Lo que están haciendo en realidad es un ritual para que les devuelvan al ídolo, y todos estos rituales son practicados mientras les dura el enamoramiento. Hasta que aparece otro candidato o candidata.

Hay que tener muy claro lo que Dios siempre ha querido. En este sentido, el tema virginidad cobra especial trascendencia. Eva como todas las mujeres, vienen con esa característica; ese sello que debería ser requisito en el matrimonio (asi como para mujeres, tambien para hombres) y que tiene que ver con pacto. El Señor quiere que traigamos al mundo hijos de pacto, dentro de matrimonios santos.

El Señor quiere hijos de pacto.

«Tomará por esposa a una mujer virgen. No tomará viuda, ni repudiada, ni infame, ni ramera, sino tomará de su pueblo una virgen por mujer, para que no profane su descendencia en sus pueblos; porque yo Jehová soy el que los santifico». – Levítico 21:13-15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


Todas esas ideas de que Dios permitió el divorcio, repito, son una confusión que muchos hemos aprovechado para hacer lo que nos da la gana. No fue Dios quien permitió el divorcio; fue Moisés, por la dureza del corazón de los hombres. Hoy día las hay tambien mujeres con el corazón terriblemente endurecido.

«Habló Moisés a los príncipes de las tribus de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado. Cuando alguno hiciere voto a Jehová, o hiciere juramento ligando su alma con obligación, no quebrantará su palabra; hará conforme a todo lo que salió de su boca». – Números 30:1-2 Reina-Valera 1960 (RVR1960)


Estos versos dejan muy claro lo que Dios tiene en mente con respecto a todo lo que nosotros prometemos y juramos. Tengamos esto presente para luego no entrar en debates necios, porque Dios ya habló. Decía mi abuela: “donde manda capitán, no manda marinero».

Demos gloria a Dios en el matrimonio.

«Y se levantó el sacerdote Esdras y les dijo: Vosotros habéis pecado, por cuanto tomasteis mujeres extranjeras, añadiendo así sobre el pecado de Israel. Ahora, pues, dad gloria a Jehová Dios de vuestros padres, y haced su voluntad, y apartaos de los pueblos de las tierras, y de las mujeres extranjeras. Y respondió toda la asamblea, y dijeron en alta voz: Así se haga conforme a tu palabra». – Esdras 10:10-12 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El momento de Esdras 10:10-12 fue antecedido por la mano dura de Dios para con su pueblo. Esto obedecía a que el pueblo había sido infiel, una situación que a Dios siempre le preocupa. Ignorar estas cosas va a traer consecuencias severas sobre la vida de las personas.

Mi intensión es ser obediente a la Palabra. Yo he sufrido lo suficiente para pararme frente a Esdras y decirle: sí, así se haga conforme a tu palabra. Mi trabajo es decirte a ti que el muladar es amargo, asqueroso, fétido y a muchos nos ha tocado pasar por ahí. En ese muladar es que está sumergido el cónyuge en pecado. Ahí es donde se mete aquella persona que buscando su felicidad se vale de cualquier texto sacado de contexto para ir y hacer lo que le da la gana. Luego de hacer su propia voluntad dicen: Señor, que se haga tu voluntad.

Dios todo lo ve.

«Y esta otra vez haréis cubrir el altar de Jehová de lágrimas, de llanto, y de clamor; así que no miraré más a la ofrenda, para aceptarla con gusto de vuestra mano. Mas diréis: ¿Por qué? Porque Jehová ha atestiguado entre ti y la mujer de tu juventud, contra la cual has sido desleal, siendo ella tu compañera, y la mujer de tu pacto». – Malaquías 2:13-14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Esto aplica para hombres y mujeres porque hay mujeres que también cogen otro camino. Los varones no podemos alegar inocencia, pues algunas esposas se van al pecado porque no encontraron en sus esposos apoyo y cobertura. Muchos varones vienen al Ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios, exigiendo, basados en que Jesús dijo: “que la mujer no se aparte de su marido”, que ella vuelva porque es su esposa de pacto. Pero jamás han actuado como Jesús con su iglesia.

Dice la palabra que nosotros debemos amar a nuestras esposas con toda ciencia y amarlas como Jesús ama a su iglesia, quien se la presenta a sí mismo: limpia, inmaculada y sin arrugas. Esto quiere decir que Jesús se esmera en que si su esposa está sucia Él la limpia, que si su esposa está en pecado, Él la hace inmaculada por medio de su amor.

Un cónyuge es todo lo que necesitamos.

«¿No hizo Él uno, habiendo en Él abundancia de espíritu? ¿Y por qué uno? Porque buscaba una descendencia para Dios. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales para con la mujer de vuestra juventud». – Malaquías 2:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Aquellos hijos que se tuvieron fuera del matrimonio, uno mismo les endosa mucho dolor. Oramos porque estos hijos logren encontrar el camino que es Jesús, para liberar sus vidas del pecado de sus padres. Jesús erradica ese pecado para que no se extienda, generación tras generación nuevamente.

«Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que Él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales». – Malaquías 2:16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Recibo constantemente comentarios como el siguiente: “Dios que es amor, no quiere que estemos solos y nos permite divorciarnos y casarnos de nuevo, porque Él hace nuevo todo”. Les quiero recordar que el amor del que es lleno Dios, es amor ágape y no eros.

Seamos mucho más justos en el matrimonio.

Son varias las citas bíblicas de las que muchas personas se valen para decir que Dios les permite casarse de nuevo. Jesús le explica a los creyentes sobre lo que Moisés permitió:

«Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera». – Mateo 19:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Recordemos que María, la madre de Jesús, estuvo en esa situación, y en aquel contexto histórico, las familias acordaban los matrimonios de sus hijos, algunas veces siendo muy jóvenes. Entonces se acordaba que aquella señorita que estaba desposada, no iría a vivir con su esposo para iniciar una vida marital, hasta que no estuviera sexualmente apta, desarrollada, capaz. Mientras esto sucedía, ella permanecía en casa de sus padres.

Las responsabilidades del hombre ante Dios.

En esa circunstancia dice la palabra en Deuteronomio que si un hombre tomare una mujer virgen, este tendrá que resarcir económicamente a los padres de la mujer y la tomará por esposa y no podrá otorgarle carta de divorcio jamás, pues él fue quien la deshonro.  Y si fuere violada este hombre moría lapidado.

«Cuando alguno tomare mujer y se casare con ella, si no le agradare por haber hallado en ella alguna cosa indecente, le escribirá carta de divorcio, y se la entregará en su mano, y la despedirá de su casa. Y salida de su casa, podrá ir y casarse con otro hombre. Pero si la aborreciere este último, y le escribiere carta de divorcio, y se la entregare en su mano, y la despidiere de su casa; o si hubiere muerto el postrer hombre que la tomó por mujer, no podrá su primer marido, que la despidió, volverla a tomar para que sea su mujer, después que fue envilecida; porque es abominación delante de Jehová, y no has de pervertir la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad». – Deuteronomio 24:1-4 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Repudio es rechazar algo que no esta bien.

La Biblia dice: que si el hombre encontraba algo impropio en su esposa, él le podía otorgar carta de divorcio, para que se cumpliera lo que citamos en un principio, para que aquel que la había deshonrado se hiciera responsable de sus actos. Queda sobre entendido que lo impropio se refería a encontrar algo el día de la boda. Ya que de ser posterior a la boda, se hacia una especie de juicio en donde de resultar culpable la mujer, podría morir como castigo.

Si el que la había deshonrado, por cualquier circunstancia, le daba carta de repudio, esta no podía regresar con el que se había comprometido al principio. Porque Dios quiere una descendencia santa, un pueblo santo.

Condenando a nuestras futuras generaciones.

Cuando nosotros nos involucramos con alguien comprometido, o lo que es peor, vamos procreando hijos con esas personas, lo único que estamos haciendo es despreciar nuestra salvación.

He visto mujeres, amantes de hombres casados dentro del ministerio de danza de la iglesia. Tambien he visto dentro del ministerio de alabanza mujeres y hombres en adulterio, he visto dentro de la congregación hombres y mujeres levantando manos, danzando, adorando, hablando en lenguas, predicando mientras viven en pecado de adulterio. He visto a hombres enseñando a niños cantos y alabanzas a Dios cuando han abandonado a sus esposas.

Satanás está sembrando cizaña en la iglesia porque nosotros le hemos abierto las puertas del templo por intermedio de esa tan absurda y cursi frase yo tengo derecho a ser feliz. – RonnieVBCarrera Comparte en Twitter

¿Permite la Biblia divorciarse y casarse con otra persona?


No. Yo soy un hombre temeroso de la Palabra de Dios y ahí jamás leerás que alguien puede volver a casarse. Al único que se le permite casarse nuevamente es al viudo. Y dice específicamente a la viuda joven, cuando una mujer enviuda ya vieja no es aconsejable que vuelva a casarse. Tenemos por ejemplo de eso a Noemí, la suegra de Ruth. Noemí estaba más preocupada por tener nietos que en buscar otro marido. Entonces ella se hizo mentora de su nuera fiel y dice que Dios la bendijo haciéndola abuela.

«Someteos unos a otros en el temor de Dios. Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y Él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo». – Efesios 5:21-24 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Estoy haciendo eco de la exhortación de Pablo por la obediencia de las esposas. La Palabra dice que por la obediencia de sus esposas muchos conocerán a Dios.

Héroes en el matrimonio.

En los testimonios de restauración matrimonial que yo he visto, la fundamental característica  es que la persona que se mantiene fiel a Dios es el principal artífice de la restauración matrimonial, es el héroe de esa familia. Es quien ante la infidelidad de su cónyuge, con su fidelidad, con su santidad, le devuelve el autoestima que el adulterio le robo y hace fuerte a su cónyuge. Y ya fuerte, va a regresar a casa seguramente.

Recuerda: inmediatamente al entrar tu cónyuge en infidelidad, pierde su autoestima. ¿Ser restaurador es una tarea titánica? Si, definitivamente lo es. No es nada fácil ver al cónyuge gozando de placeres. El enemigo va a sembrar cizaña en tu corazón. ¿Le vas a permitir que siga sembrando cizaña?

Satanás no está luchando contra las iglesias; se está uniendo a ellas, hace más daño sembrando cizaña que robando el trigo. – Vans Hagner Clic para tuitear

Con el adulterio viene la ceguera.


En el momento en que tu cónyuge se va de casa, tras su pecado, tú tienes que guardarte en santidad para Dios, esta hará reaccionar a tu cónyuge. Ponte por un momento en el lugar de tu cónyuge infiel: tarde o temprano entenderá que esa persona que le acepta casado es una persona egoísta, es  una persona que no tiene a Dios en su corazón, y si no teme a Dios no le teme a nada. Se convencerá de que su amante es una persona carente de moral.

Entonces el infiel entenderá que se metió con un egoísta, tu cónyuge vivirá con el temor de recibir más de lo mismo; vivirá con esta duda en el corazón: «si se fue conmigo siendo casada o casado, en cualquier momento me lo hará a mí» y siempre va a estar viendo cosas sospechosas. El infiel no esta viviendo feliz de la vida, está desconfiando, esta siempre en una constante tensión, no sabe en qué momento le quitan su placer. Entonces el cónyuge en pecado está viviendo la vida loca, pero esta es una vida de temor y de angustias.

Lo que Dios espera de ti es fidelidad.

Tú tienes que estar viviendo en santidad y libre de idolatría. Es por eso que nuestro llamado es ser obedientes y fieles a Dios.

Cuando nosotros entramos al adulterio, la Palabra tiene un mensaje para nosotros. La Biblia es muy clara cuando dice que agregar una tercera persona a la relación matrimonial es adulterio.

De la única manera que el arrepentimiento de dos divorciados que se vuelven a casar es valedero será cuando se aparten de su adulterio. Porque la palabra dice: «ni los adúlteros, ni los fornicarios… verán el reino de los cielos». Y si no verán el reino de los cielos, ¿Qué es lo que les espera? ¿A dónde van los que no van a ver el reino?

Yo aborrezco el divorcio, dice el Señor.


¿Acaso no quiere esto decir: no caigan en adulterio? Quizás tu cónyuge te obligó al divorcio; de ser asi no caigas en lo mismo, no consideres el adulterio para tu vida. ¿Qué sabes tú si harás salvo a tu cónyuge? ¿Qué sabes tú, si en algún momento tu cónyuge en pecado dice mejor vuelvo con mi familia? Tienes que estar preparado, libre de rencores, libre de odios. Pero ¿qué podemos esperar si tú mismo no has podido levantar tus ojos al cielo? 

Los adoradores en espíritu y verdad son reconciliadores.

En Oseas 3:1 encontramos a un hombre que por tener su vista y toda su atención en Dios, pudo recibir revelación e instrucción al respecto de la infidelidad de su esposa y como curar el corazón de ella.

Vean esto los varones que están deseando que su esposa vuelva a casa, solo porque extrañan la intimidad sexual. Nuestro principal cometido es guardar el corazón de estas mujeres porque nosotros somos responsables de la vida espiritual de ellas. Hicimos un compromiso con Dios para hacerlas inmaculadas, como Cristo lo hizo con la iglesia.

Conclusiones


Dios dice que aborrece el divorcio. Si, fue un hombre quien dada las presiones permitió el divorcio por cualquier situación. Y porque los fariseos imponían esa costumbre Jesús dijo: no permito el divorcio, a no ser por causa de fornicación. Pero ese punto en la actualidad no aplica, ¿Cuántos se desposan hoy día y llegan al lecho conyugal hasta el día de su boda? Jesús tuvo que hacer la aclaración porque los fariseos, esos que manipulan la Palabra, intentaron ponerle una trampa e insinuaron que Jesús era un hijo bastardo. Entonces Él que conoce los pensamientos de todos, les aclaró ese punto.

Dios lucha tus batallas.

Cuando el pueblo de Dios es santo gana todas sus batallas. Esas batallas de hijos promiscuos, de hijos que se vuelven amantes de personas casadas, de hijos que caen en drogas, de hijos que tienen hijos con diferentes personas y a todas las abandonan.

Vas ganando tus batallas cuando con tu ejemplo de vida influencias a tus hijos. Tú debes romper con las viejas costumbres, con la antigua manera de pensar. Tú vas a romper con cadenas de maldición en tu familia. Rompe con el divorcio, el adulterio, la promiscuidad y la idolatría. Y recuerda: Yo aborrezco el divorcio, dice Dios.

¡Déjanos tu comentario y únete a la discusión!

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En Pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Idólatras, no Aptos Para el Reino

Cónyuges Idólatras

Ni los Idólatras, dice la Palabra

 

Los idólatras están condenados, por Dios, a no tener parte en el reino de los cielos. Los ídolos, hoy, son más sutiles que nunca, casi imperceptibles. Camuflados con los más puros sentimientos se cuelan en matrimonios, iglesias, naciones; enlistando idólatras. Los hijo de Dios tenemos ardua tarea: exterminar a las pequeñas zorras.

Una de las cosas mas tristes que me toca experimentar, es hablar con hombres y con mujeres con años de proceso y siguen atentos a su ídolo, siguen atrasando su proceso. Triste porque empezar una restauración es tan simple como levantar la vista de donde esta tu cónyuge en pecado. Es claro donde debe estar nuestra vista en todo momento. El Señor usa muchos ejemplos en la Biblia donde habla que solo tenemos que verlo a Él.

Meditemos al respecto en el texto que ofrece Ezequiel 8: 1-18 y luego continuemos.

«Me dijo después: Vuélvete aún, verás abominaciones mayores que hacen éstos. Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz». Ezequiel 8:13-14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)  

Los celosos son idólatras

 

¿Cuántas mujeres se ahogan de los celos? Conocí a una esposa, hermosa, que solo se levantaba de su cama para dar de comer a sus hijos. Lo hacía con gran sacrificio. Pasaba muchos días sin bañarse. Viviendo una eterna depresión. Ella estaba infectada de celos y despecho, porque su ídolo se fue.

Así también las hay mujeres que frecuentan brujos para que su marido vuelva a su lado, y se sientan a esperar, sin hacer nada. También charlo con mujeres que sus maridos se sienten apocados, pues ellas todo el tiempo están de mal humor. El tema intimidad sexual, para ellas no tiene ningún peso, despreciando la masculinidad de sus esposos. Hay muchos factores que entraran en juego en el matrimonio. Debemos enfocarnos o proyectarnos sobre nuestro cónyuge con la intención de servir, de proveer, de agradar, siempre. Encontrar en una actitud dadora, quizás placer, alegría, satisfación. Darlo todo en el matrimonio por amor, es una poderosa forma de siembra, inevitable, abundante. Inexplicable gracia vendrá sobre la persona que se dedique a amar a su cónyuge.

La Sutil Idolatría

 

En el libro de Ezequiel vamos a ver que muchos creemos que estamos amando, pero en realidad estamos pecando contra Dios. Creemos que estamos amando, pero en realidad estamos rindiendo culto.

En algún momento identifiqué que en mi interrelación con mi amada, me convertí en un ídolo para ella. Como es de suponer, eso afectó, y afectó en todo. Ella fue una mujer que sembraba mucho amor, pero también me puso en una posición demasiado importante. Ella me puso en una posición que solo pertenece a Dios. De esa forma fui entendiendo cómo muchas cosas pasaron.

Estamos Advertidos

 

«¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones». 1 Corintios 6:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Ni los idólatras… estamos hablando de los que no verán la gloria de Dios, de los que no van a ver el reino de los cielos. Entonces, no creas que con estas frases te libras tú: -¡es que él está en adulterio!- -¡es que él me engaña!- -¡es que él anda con otras!, etc. Tenemos que ver a nuestro cónyuge con misericordia. Verlos con juicio y condenación fácilmente podría ponernos a  vivir idolatría.

Pregunta, ¿Quién de ustedes ha querido quitarse la vida porque un hijo no le obedece? la mayoría responderíamos que no, pero ¿Cuántos hemos querido quitarnos la vida por un cónyuge? Mucho responderemos que sí. El punto es que con el amor con el que vemos a nuestros hijos, así deberíamos ver a nuestros cónyuges, con amor ágape. En el matrimonio el amor eros es un extra.

Dios esta pendiente de nuestros actos

 

En Ezequiel 8:12 vemos que los ancianos dicen -no nos ve Jehová; Jehová ha abandonado la tierra- es decir, le tienen miedo a Dios, pero no le obedecen. Ya Dios dice: -Mira las cosas malvadas que hacen estos-, a Él no le agrada lo que están haciendo; estas personas decían que Dios los había abandonado, pero ellos no hacían lo que Dios les pedía, como nos pasa a muchos. Levo muchos años hablando con cónyuges que no pasan del mismo punto. Críticos de lo que su cónyuge hace. Como ausentes, preguntando porque Dios les ha abandonado.

Continua Dios diciendo: -Abominaciones mayores que estas verás- y en el verso  14 –Y me llevó Jehová a la entrada de la puerta de la casa de jehová, que esta en el norte, y he aquí mujeres sentadas endechando a Tamuz-, con los ancianos se refiere a una secta secreta de idolatras, mas una abominación mayor a la de esta secta era la participación activa directa de Israel al dios Tamuz de los babilonios, que también era el dios Dumusi de los Sumerios amante de Astarté y dios de la vegetación, como la vida vegetal se quemaba en el verano, moría en el invierno y renacía en la primavera, las mujeres se lamentaban por la muerte del dios en julio y anhelaban su reanimación el cuarto mes del calendario hebreo.

Todavía se conoce con el nombre de Tamuz, la adoración de ese ídolo se conecta con las inmoralidades más ruines que podemos cometer contra Dios.

Dios se duele de la idolatría que muestras

 

Ahora imagínense ustedes: mujeres israelitas lloriqueando por algo que tenia que suceder. Es decir, viene el invierno, en la primavera todo va a ponerse verde. Pero ¿por qué estar lloriqueando? Díganme si esto no se traslapa con sus vidas espirituales.  ¿Cuántos de ustedes no han caído en eso? Recuerden amar a su cónyuge como a un hijo; el amor eros vendrá como consecuencia de un amor ágape sincero, real. Entonces ese amor ágape, como el que sentimos por los hijos, será clave porque no nos va a dejar caer en depresión. No nos dejara caer en actitudes de tristeza. Claro, estas cosas en el mundo secular no se entienden. Para los que no conocen a Dios son tonterías. Pero ahora entendemos lo que Dios quiere de nosotros.

Dios no quiere que este postrado adorando a un cónyuge, ni a tus hijos. Dios quiere que nos postremos ante Él y Él nos va a decir que tenemos que hacer. No olvidemos esto: por estar adorando al cónyuge y a los hijos no los amamos bien.

Por estar adorando a mi cónyuge o a mis hijos, no podré amarlos bien.·#NoMásIdolatría Clic para tuitear

Peores pecados

 

Ezequiel fue muy claro, esta diciendo que las mujeres cometían una abominación peor que la de los hombres. Hagamos una comparación, la secta secreta estaba pecando contra Dios, y Él estaba enojado con ellos. Pero era una abominación mayor la que estaban haciendo las mujeres: llorar por un ídolo. Es una abominación mayor la idolatría en la que han caído las mujeres y como consecuencia de esto que dice en el capítulo 8, un juicio muy severo vino sobre Israel.

«Y me dijo: ¿No has visto, hijo de hombre? ¿Es cosa liviana para la casa de Judá hacer las abominaciones que hacen aquí? Después que han llenado de maldad la tierra, se volvieron a mí para irritarme; he aquí que aplican el ramo a sus narices.

 Pues también yo procederé con furor; no perdonará mi ojo, ni tendré misericordia; y gritarán a mis oídos con gran voz, y no los oiré». Ezequiel 8:17-18

No pronuncies frases en donde te victimizas

 

-Yo no se si es la voluntad de Dios la restauración de mi casa-, -Yo no sé si es la voluntad de Dios que venga mi esposo-, -Yo no se si Dios me hará el milagro que vuelva mi esposo- o -Estoy con mi amante porque como me case con él ante Dios y juré. Dios no se contradice, los que confundimos todo somos los hombres.

Dios quiere que nosotros funcionemos en total adoración a Él. Y esa actitud va a provocar el milagro, pero jamás será al revés. Es decir, repitamos hoy: -Me comprometo a vivir para ti Señor- y viviendo para el Señor, Él nos va a ir diciendo cada paso, nos mostrará las áreas en las que debemos trabajar. Si somos irónicos, despilfarradores del recurso, en el caso de las mujeres: provocativas en el vestir, vanidosas, la que desquita su coraje con los hijos por lo que el esposo hace… esto quiere decir que no le estamos dando honra a Dios.

Mi cónyuge no me hará digno compañero, por el contrario, ella y yo tenemos errores y si observamos errores y defectos, no funcionará. Mejor ponemos nuestra mirada en el Señor, y esa actitud, me provocará hacer lo que Dios quiere y si ella agrada a Dios, a mí me va a dejar encantado y viceversa.

Mi amada no me hará digno esposo de ella, por el contrario, ella y yo tenemos errores y si nos observamos no funcionará, mejor ponemos nuestra mirada en el Señor. Clic para tuitear

Por Falta de Fe no Recibes

 

Leamos en nuestras Biblias lo que dice Mateo 14: 22- 33 y continuamos.

«Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: !!Señor, sálvame! Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: !!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?» Mateo 14:29-31 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

No queremos que Jesús te diga -hombre (o mujer) de poca fe, ¿Por qué dudaste? -, debemos tener mucho cuidado porque en medio de todo este proceso se va a acercar un depredador sentimental a decirte palabras bonitas, o hablar mal de tu cónyuge, cualquiera que llegue a hablar de tu cónyuge, es enviado por el enemigo. Traerá desgracia a tu vida y provocará el retraso o anulación de la restauración de tu matrimonio. Con su consecuente dosis de pecado a tu vida.

Mi Adoración a Dios me Hace Inmune a las Faltas de mi Cónyuge

 

Cuando tu culto es a Dios, las cosas cambiarán notablemente. Ya no lo verás con juicio ni condenación. Cuando este tipo de cosas se dan, resulta que el cónyuge se siente con confianza y en el momento indicado cuando sea propicio, volverá. Mas no olvidemos que como los ángeles (querubines) en el arca del pacto, nuestra mirada debe estar sobre el propiciatorio, y nuestro propiciatorio es Dios, y quien nos guía a Él es Jesús.

Entonces caminemos con Jesús, En pos de Dios y hagamos de esa historia de infidelidad, engaño, adulterio una poderosa historia épica, valiente de un creyente, pues puestos los ojos en el autor y consumador de la fe parecerá que caminamos sobre el agua.

La voluntad de Dios no es el divorcio, no es que los papás estén separados, no es que los niños estén un momento con mamá por un lado y otro momento con papá por otro lado. La voluntad de Dios es que nosotros entreguemos todo por amor, pero amor ágape.

Espero que Ezequiel te haya hablado alto y claro, y que deje en tu corazón la inquietud, el anhelo, el deseo de reconocer que quizá estás pecando más fuerte que tu cónyuge y que ya no sigas, que te arrepienta y le pidas perdón a Dios. Deseamos que sigas adelante, pues esto te traerá bendiciones sobreabundantes. Así que enfócate.

El remanente es esa gente del pueblo que se quedó en Jerusalén, que quizás se distrajo del culto a Dios por problemas, pero reaccionaron. Ahora hay muchas personas inquietas con llevar este mensaje, como Esdras, Nehemías y Daniel que dijeron – Señor ya paso mucho tiempo del castigo, ¿Porqué sigue el pueblo padeciendo? La razón es porque son idólatras, está claro el mensaje.

Los Restauradores de No Más Divorcios

 

En este tiempo hay siervos y siervas que están comprometidos con Dios, comprometidos en llevar el mensaje de salvación. Quiero honrar a la gente que trabaja con nosotros en los Restauradores de No Más Divorcios, quiero bendecir sus vidas. Ellos son personas que se han inquietado para llevarles el mensaje de liberación a ustedes.

¿Te has planteado servir a Dios, sirviendo con amor a tu cónyuge, hijos y demás hermanos?

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera se define como un sobreviviente del adulterio, él escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios.
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Propiciatorio, el lugar a donde debes volver tus ojos

Dios te Afirma

Propiciatorio, es lo que tiene la capacidad de hacer propicia o adecuada una cosa. Solo Dios tiene la divina capacidad de hacerte propicio, de restaurarte.

«Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros». Romanos 5:6-8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Estamos hablando de un amor sacrificial, amor que renuncia a todo lo que quiere, tiene, recibe en beneficio o bienestar del otro. Esa entrega, como la de Jesús, trae incluido el don de la restauración, de la sanidad.

Entonces, por favor, toma tu Biblia y lee Éxodo 25:16-22, y luego continuemos.

«Y los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines». Éxodo 25:20 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Este es un tiempo para restaurarte a ti

El énfasis que hace en el versículo 20 llama la atención porque dice que están los dos querubines de frente, pero mirando hacia el propiciatorio.

Solo Dios puede hacerte propicio, puede hacerte adecuado para ser el sacerdote de tu familia, para ser un buen padre, un buen esposo. Pero para eso necesitas que tu rostro este puesto sobre Él, no sobre tu esposa. Si pones atención, los querubines eran dos, podrían, en nuestro tema de hoy, simbolizar esposo y esposa. Ellos, con sus alas, están cubriendo el arca del pacto. Tú y tu esposa con sus alas deberían estar cubriendo su familia. Podrías decir: -es que ella se fue-, -ella esta con otro-, entonces extiende tú tus alas sobre ellos, imitando al querubín que te corresponde a ti.

Escucha a Dios

Es interesante ver los requisitos o direcciones que Dios da para hacer el arca del pacto. Dice que los querubines tienen que ser de oro tallados a martillo. Pero para hacer un ángel con tanto detalle, las alas extendidas, las plumas; para hacer un ángel o un pieza con tanto detalle se necesitaba del mas fino oro que pudiera existir. Con una mínima cantidad de escoria que hubiera en ese oro, a la hora de estar tallando las alas con martillo, podría fracturar el oro. Por eso debía tener un optimo grado de pureza ese oro. En este momento, estas siendo tallado a martillo. Ese martillo que quizás te está doliendo, representado por una situación que no comprendes, es bueno para ti. Tienes que entender que te están perfeccionando. La purificación, para no quebrarte, vendrá por seguir a Dios en todo momento.

Todas las situaciones que estas viviendo en este momento, van a doler, si te detienes a observarlas. Ten muy presente que todo esto que vives, es para hacerte propicio. Los golpes, las heridas te están haciendo una mejor persona. Yo tengo de ejemplo a mis compañeros Restauradores. Ellos son personas que han pasado, como ustedes,  por dolores. Pero han llegado a tal nivel de relación con Dios, que hoy se dedican a ayudarles a ustedes, apoyando en el Ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios.

Ahora se Esta Limpiando la Escoria

Entonces, nos están perfeccionando. Nos están formando como realeza. si tienes la oportunidad de ver la imagen del Arca del pacto, es una obra a detalle, perfecta como es Dios. Veamos esta replica e imaginemos el significado.

El concepto Propiciatorio y las Tablas de la Ley dentro del Arca, representaban los principios fundamentales del trato de Dios con su pueblo -www.wikicristiano.org

El grado de perfección que se denota en esos querubines y todo el resto del arca del pacto, es algo magnifico, precioso. Y si Dios enfatizo tanto en eso, tenemos que amar el fuego de la corrección. Hay iglesias que creen que Dios les manda a que hagan iglesias así de perfectas, con muchos detalles. Pero realmente, lo que Dios quería motivar en las personas que veían el Arca del pacto, era buscar su perfección en la relación con Él. Dios quiere que busquemos esa perfección. No en hacer templos como está pasando hoy día. Lo que Dios quiere es que pasen cosas dentro de nosotros.

Tu testimonio es valioso para tu esposa e hijos

Noten que el Arca del pacto era también llamada el Arca del testimonio, como esposos y esposas estamos retados, estamos obligados a actuar bajo el concepto “testimonio”. Y es que estamos frente a una gran nube de testigos, nuestros hijos. Entonces tenemos que tener ese concepto muy claro, ¿Qué testimonio estamos dando? En todos nuestros movimientos.

No modelemos más al Vaso Frágil Masculino

Hemos estado hablando del concepto “Vaso Frágil Masculino” y hemos visto a hombres actuado como mujeres. Hombres defendiéndose a veces hasta con llanto. Una tergiversación de lo que Dios quiere de nosotros. Sin embargo, Dios lo que quiere de nosotros en lo individual, es pureza de corazón. Dios no quiere que este juzgando a mi cónyuge. Esto quiere decir que debes buscar la excelencia, así como se ven esos querubines en el arca del pacto, vean la perfección de estos seres. Además de la dirección que dice “…los querubines extenderán por encima las alas, cubriendo con sus alas el propiciatorio; sus rostros el uno enfrente del otro, mirando al propiciatorio los rostros de los querubines”.

Tu Mirada en el Propiciatorio

Que gran problema cuando enfrentan las situaciones difíciles, y su mirada inmediatamente se posa sobre el cónyuge. En ningún momento se encontrará paz. En el momento justo en que perdemos la paz, dejamos de hacer lo que debemos. Por eso es más sencillo cuando dejamos de ver al cónyuge y nos ponemos hacer lo que debemos. Veamos que estos ángeles fueron puestos ahí para cuidar algo muy valioso, el arca del Pacto. Ustedes, cuando se casaron, aceptaron cuidar eso que es muy valioso para Dios, el Pacto Matrimonial. El matrimonio es la base de las iglesias, sabiendo que la iglesia en sí no es el edificio.

El propiciatorio nos capacita

Pero sabemos que los que estamos en la iglesia, los que servimos en la iglesia debemos estar en un orden. Lo más cerca de la perfección que se pueda. Pero, cuando estamos viendo los defectos de nuestro cónyuge nos alejamos de ese estándar. Alejarnos de ese estándar hará iglesias débiles. Se predicará un pobre evangelio. Lo que está sucediendo en el hogar, la familia, completamente fuera de la voluntad de Dios me eriza la piel. Nuestras acciones son regidas por frases como: -no es justo lo que me hacen-, -lo que estoy viviendo es un infierno-, y cuando nosotros empezamos a pensar de esta forma, dejamos de actuar como Jesús.

«Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros». Romanos 5:6-8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Cristo Murió por Pecadores

Recalquemos el concepto de los querubines que eran de oro puro tallados de manera perfecta. Esto nos habla de un grado de pureza tal que el oro era maleable. Enfatizo en esto: cuando al oro le queda escoria (impureza) no es maleable. Cuando el oro es impuro se fractura, se quiebra. Así que aclaremos, cuando el oro es puro es moldeable, cuando tu corazón es puro, no estas viendo cuanto estas dando de ti a tu cónyuge. Cuando eres puro, no cuantificas, eres moldeable de espíritu. Si el Señor te dice: -tú tienes que morir por tu cónyuge, tienes que presentártelo limpio, inmaculado y sin arrugas-, te esta retando a que des lo mejor de ti.

Si el Señor te dice: -tú tienes que morir por tu cónyuge, tienes que presentártelo limpio, inmaculado y sin arrugas-, te esta retando a que des lo mejor de ti. Clic para tuitear

Veamos entonces la imagen metafórica que viene a ser el horno y el crisol, lo cual sirve para sacarle toda la escoria al oro, para que sea fino, perfecto, moldeable. Y cuando nosotros somos moldeables, el Señor hará de nosotros algo propicio. Cuando el oro es puro se hacen las joyas mas hermosas y valiosas.

Los Mandamientos y la Autoridad de Dios

«Y pondrás en el arca el testimonio que yo te daré». Éxodo 25:16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Éxodo 25:16 está hablando del testimonio. Esta designación que habla de las dos tablas de piedra que contenía los diez mandamientos que se colocaron dentro del arca. Cuando nosotros cumplimos con los diez mandamientos a cabalidad estamos dando un buen testimonio. Cuantos de nosotros le hemos robado a nuestros hijos en tiempo, en dinero, de muchas formas. Todo redunda alrededor de santidad, de testimonio de buscar la perfección, de no quejarnos cuando estemos siendo formados o martillados

Extiende tus alas y observa a Dios

Tengamos en nuestros corazones que en adelante como querubines en formación vamos a dejar de estar renegando, quejándonos y entender que el pecado de nuestro cónyuge el cual quías fue provocado por un pecado nuestro es algo que va a ser influenciado por nosotros de manera poderosa por nuestro ejemplo, que tus alas estén sobre tu familia siempre, que tu rostro este sobre el propiciatorio. Deja de ver el pecado de tu cónyuge. Cuando nosotros ponemos atención a las cosas que hace nuestro cónyuge e inclusive la persona extraña que esta con nuestro cónyuge, nos quita los momentos.

Recuerda, esa persona jamás podrá ser cónyuge, siempre será señalado o señalada y juzgado por parte de Dios como adulterio. Ahora que sí debes hacer: extender tus alas sobre tu familia, y tu cónyuge en pecado, que tu rostro jamás se vuelva de donde debe estar. En el libro de Ezequiel hace mención de esto:

«Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del querubín al umbral de la puerta; y la casa fue llena de la nube, y el atrio se llenó del resplandor de la gloria de Jehová». Ezequiel 10:4 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Renueva tus pensamientos, alineándolos con el corazón de Dios

Este verso me hace pensar en cuando un corredor pasa por la línea de meta. Es como imaginamos aquel día en que el Señor nos dirá: bien hecho siervo fiel, en lo poco has sido fiel, en lo mucho te pondré. O como aquel día que dira: Este es mi hijo amado, en que tengo complacencia.

Desde el momento en que tú haces lo que Dios te esta pidiendo, en ese momento en adelante, todo será lleno del resplandor de la gloria de Jehová en tu vida.

El verso 5 dice: Y el estruendo de las alas de los querubines se oía hasta el atrio de afuera, como la voz del Dios Omnipotente cuando habla.

El propiciatorio esta lleno de detalles a tomar en cuenta

No tienen idea cuanto me sorprendió imaginar el arca del Pacto. Dice que el estruendo de las alas de los querubines, se oía hasta el atrio de afuera. Repito, eran querubines tallados en oro a martillo. Esa pureza, el oro tenía que ser muy fino para poder tallar esos detalles de manera meticulosa. Ese oro debió haber pasado por mucho fuego y ahora estaban aleteando ¿Imaginas el estruendo en las vidas de tus hijos cuando tú estés aleteando, purificado?

¿Te asusta el fuego hoy? ¿sientes que no mereces el fuego de Dios en tu vida?  ¿sientes que el fuego de Dios en tu vida es innecesario?

Es necesario pasar por esto, pues no es una prueba, es una capacitación. Dice la palabra: No desprecies hijo mío la capacitación del Padre que te quiere, si no que esfuérzate.

«Y la semejanza de sus rostros era la de los rostros que vi junto al río Quebar, su misma apariencia y su ser; cada uno caminaba derecho hacia adelante». Ezequiel 10:22 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Lo que Dios quiere de nosotros, es que caminemos derecho, hacia adelante.

Dios te afirma

Si tus ojos están sobre el propiciatorio, vas a estar viendo las tablas de la ley constantemente. Vas a estar pendiente de dar un buen testimonio, y si tú estás pendiente de eso, siempre vas a caminar derecho y hacia adelante. Las personas que dudan al respecto de su posición dentro del pacto matrimonial, simplemente no saben lo que prometen al casarse. A las personas que dudan con respecto a su cometido en ese pacto que hicieron con Dios, yo les digo: recuerden caminar derecho y hacia adelante.

El matrimonio no Puede Ser Abrogado

He escuchado comentario de personas que dicen: “escuche una predicación que decía que le preguntáramos a Dios si ese matrimonio iba a vivir o morir”… el único matrimonio que esta destinado a morir, es el que esta cimentado en un adulterio. Pero si tú eres la primera pareja de tu cónyuge y tu cónyuge de ti, ustedes tienen un pacto que obedecer, no un matrimonio por que luchar. Deben cumplir su pacto.

Dios quiere que te mantengas fiel y que honres a tu cónyuge en pecado.

Te dejo con una pregunta punzante: ¿Sientes que no mereces el fuego de Dios en tu vida?

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios.
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Idónea o Carcoma, Un Tema Para Esposas

Esposa Apoyando (Idónea) o Estorbando (Carcoma)

 

Idónea es un termino poderoso. Deriva del latín “idoneus” que indica a todo aquello que posee buena disposición o suficiencia para una cosa. La esposa debe ser ayuda idónea porque Dios así lo dispuso. Esto es algo que no debería de tener discusión de ninguna índole. Sin embargo hay esposas que condicionan y cuestionan esa disposición de Dios. Estoy seguro que la razón por la que muchos cónyuges no cumplen su cometido es por egoístas.

Hoy traigo ejemplos de mujeres que han fracasado como esposas, mientras culpan a su esposo de su fracaso. También hablaremos de otra mujer, que, consciente de su compromiso, y en condiciones adversas, ganó su batalla contra huestes y principados, y su arma letal fue la obediencia a Dios.

 

¿Esperando en Dios o actuando obedeciendo a Dios?

 

Este es el caso de una esposa,  casada desde hace 25 años y que tiene 20 años de conocer a Dios. Su esposo trabaja por su cuenta. Últimamente no ha tenido trabajo. Durante los 25 años de matrimonio le ha pedido que busque un trabajo estable. Se pasan muchas necesidades, pero nunca ha querido buscar un empleo.  Hoy tiene 52 años y se hace más difícil obtener trabajo. Están alquilando vivienda y él no se preocupa, dice la esposa.  Ya no puede más, esta manteniendo el hogar ella sola y él como si nada. Está muy cómodo. Ella esperaba que él cambiara, pero nunca paso.  Ahora él duerme en el sillón desde hace tres meses. No habla del tema, tampoco busca trabajo. Ella pregunta ¿Sigo orando o me separo?  Su esposo, dice, no tiene interés de cambio. Ya hace muchos años espero en Dios pero nada sucede.

 La boca de la esposa tiene poder

 

Hace algunos años tuve contacto con una mujer cristiana. Ella se acerco a mí queriendo involucrarme en ciertos proyectos comerciales. Ella es profesional y tenía muchas ideas. Hablamos al respecto de sus proyectos y también sobre temas de familia. Algo que no me dio una buena impresión es que ella hablaba muy mal de su esposo. Ella se refería a su esposo como al haragán. Decía que era un hombre que vivía sentado en el sillón. El dinero que recibían de la jubilación de su esposo no les alcanzaba. El hecho de que esta mujer siempre hablara mal de su esposo, le destruía. Lo interesante es que este hombre gozaba de una jubilación como muestra de que paso una vida trabajando. Él merecía consideración, honra y amor, sobre todo amor.

Sus hijos la llaman bienaventurada; y su marido la alaba.

Hablemos de una esposa joven cristiana, lo que se dice: cristiana. Esposa  de un minusválido. Esta mujer empezó a notar que  su esposo no quería salir a trabajar. Los recursos venían para  abajo. Él empezó a quejarse, a ponerse muy sentimental. Él pasaba mucho tiempo frente al televisor. La esposa, como ya lo dije, es una mujer cristiana y con mucho conocimiento de la Palabra. Ella observa la actitud de su esposo y decide tomar las riendas de la situación. Cogió a su esposo y a los niños, los metió al automóvil y lo llevo al médico. Cuando este hombre  llego al médico le detectaron problemas de tiroides. Esto degenera en una  forma de depresión emocional. Yo me identifico con esta situación, porque estuve en un proceso depresivo. Solo el poder de Dios me auxilio en esa etapa.

La ayuda idónea vive alerta

 

Entendamos que al no tener un buen funcionamiento de la tiroides se presentará un desequilibrio bioquímico en los neurotransmisores, provocando  trastornos severos, silenciosos, casi invisibles. Esta esposa joven cristiana, en lugar de  descalificar a su esposo con palabras como: haragán, bueno para nada  o estar quejándose de todo sus problemas, oró y actuó. Llevo a su  esposo  al médico e inmediatamente se conoció el problema de salud que tenía su esposo, lo que estaba desgastando su estado de salud.

«Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas». Proverbios 31:28-29

Orar por el esposo significa apoyar al esposo

 

La oración debe, invariablemente, producir una acción. No limitarnos a decir que en el nombre de Jesús el esposo se convierte en lo que tú quieres.  No podrás ver cambios cuando tú sigues siendo el mismos parásitos emocional, la misma personas antipática. Es menester que la oración produzca o genere una acción. La esposa joven cristiana, en comparación a los otros dos casos, tomados como ejemplos, tenía más sabiduría.

 

La Biblia es para edificar, nunca para atacar

 

Los dos primeros ejemplos de hoy hablan de mujeres que incluso usaron la Palabra de Dios para atacar y no para edificar. Sin importar cuál sea la situación, aunque a veces tenga que ver con enfermedades,  lo que impide que un hombre cumpla con sus obligaciones económicas en casa, debe ser sometido, en amor, a oración.

«Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo». 1 Timoteo 5:8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

He visto casos en que la esposa le repite a su esposo 1 Timoteo 5:8 y lo que menos hace es edificarle. Si un hombre, en mal estado, toma este versículo, va ha sentir muchos conflictos en su corazón. Cuando es su propia esposa la que se lo grita en la cara, son palabras que no bendicen.

Pude experimentar en carne propia lo que este verso puede generar en un varón tomado de manera equivocada. 1 Timoteo 5:8 se refiere a aquel hombre que teniendo recursos prefiere darlos a otra casa, otra mujer, a hijos que no son suyos. Jamás se refiere al hombre que, sometido  a una pena , presión o situación de salud, se está sintiendo decaído. Son dos cosas totalmente diferentes. Pero resulta que como mujeres, pueden estar  provocando que esto se acrecenté en lugar de hacer su papel de ayuda idónea. No uses la Biblia para denigrar a tu esposo. Ambos conyugues en un matrimonio no deberían usar la opinión pública para definir sus roles y el apoyo que se dan mutuamente deberían mas bien ir la texto Bíblico y hacer lo que Dios manda en las diferentes facetas de sus vidas.

Ambos conyugues, en un matrimonio, no deberían usar la opinión pública para definir sus roles y el apoyo que se dan mutuamente, deberían mas bien ir la texto bíblico y hacer lo que Dios manda en las diferentes facetas de sus vidas. Clic para tuitear

El matrimonio es sinónimo de servir

 

Como esposa entiende muy bien esto: al matrimonio no vas a hacer simplemente acto de presencia, no basta con estar. Juraste, de alguna manera, ser ayuda idónea hasta que la muerte los separe.

«Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él». Génesis 2:18 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Un hombre en depresión debe ser acompañado de una real ayuda idónea. La esposa debe animar a luchar en todo momento y circunstancia. La realidad de muchos matrimonios sería diferente. Es importante considerar que muchas mujeres no reaccionan frente a las necesidades invisibles de sus esposos. Y no reaccionan a pesar de estar republicando la Palabra y las enseñanzas del propio ministerio No Más Divorcios.

La oración de una esposa verdaderamente preocupada, va a generar que ella actué como ayuda idónea. En medio de este proceso existen hombres que al estar pasando por este desequilibrio pueden tomar decisiones que los llevaran a la ruina. Otros escogen el suicidio. Y muchas veces aparentan estar bien y activos en su vida diaria.

Ser Ayuda Idónea no te Denigra

 

Hay mujeres se ofenden cuando se les dice que son ayuda idónea. David mismo le dice al Señor que Él ayudará a los huérfanos. Si fuese un agravio, Dios hubiese acabado con David en ese momento. Pablo llama al Espíritu Santo como nuestra ayuda. Ser ayuda del esposo no es una vergüenza.

«Tú lo has visto; porque miras el trabajo y la vejación, para dar la recompensa con tu mano; a ti se acoge el desvalido; Tú eres el amparo del huérfano». Salmos 10:14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

«De manera que podemos decir confiadamente: el Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre». Hebreos 13:6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El amor se destaca por ser benigno, es decir: bueno. Es necesario un cambio de actitud frente a tu esposo. Si le dicen todo el tiempo que es un borracho, lo más seguro es que, si no tiene a Dios en su corazón, pase su vida siendo un borracho. Y esto aplica a un drogadicto, adicto a la pornografía, a la prostitución, promiscuidad, etc. Confiesen con su boca sanidad, animen y conviértanse en un agente poderoso en las vidas de sus esposos.

«El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta». 1 Corintios 13:4-7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¿Idónea o Carcoma?

 

La mujer virtuosa es corona de su marido, lo vuelve rey de su propio castillo, es decir: de su hogar. Y si tu marido es rey, tú eres reina. Las mujeres tienen la capacidad  de convertirse en reinas al coronar a sus esposos.  Pero también hay mujeres que son como carcoma. Esta escrito. Pero es necesario que  al hablar de carcoma sepamos de que habla la Biblia. Al hablar de carcoma se hace referencia  a un insecto del mismo orden  del escarabajo, de cuerpo muy pequeño, de color oscuro  y casi cilíndrico. Este insecto escarba  galerías en la madera seca. La carcoma es el polvo que deja este insecto tras digerir la madera que ha roído.  Entonces una mujer puedes ser la corona de su esposo o carcoma para su vida.

Cabe mencionar que la esposa joven del ejemplo , ayudo en el tratamiento médico de su esposo, actualmente tiene dos empresas y él es salmista en su iglesia y bendice a muchas congregaciones en donde se presenta. ¿Qué hubiese pasado si esa mujer descalificara  a su esposo, olvidándose de ser ayuda idónea? Hubiera terminado convirtiéndose en un estorbo para él.

 «La mujer virtuosa es corona de su marido; mas la mala, como carcoma en sus huesos». Proverbios 12:4 Reina-Valera 1960 (RVR1960) 

El Matrimonio Bíblico  Trata Sobre Servir

 

El matrimonio bíblico no habla de quién gana más o hace más. No hay problema si el esposo es quien gana más. Pero se dan motivos de conflicto  cuando es la mujer quien gana más. Dentro de un matrimonio bíblico  los dos vamos a aportar, soportando todo con amor. En el matrimonio bíblico si importa quien sirve más. Siendo la intención santa, bendecir al conyugue no seducir al cónyuge.  Cuando tu conyugue esta caído o triste, ora por él. Si esperas algo de Dios, cúmplele a Dios lo que le prometiste. Y recuerda que si tu amor no edifica a tu conyugue, no es amor.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera  se define como un sobreviviente del adulterio, él escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios.
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Adulterio. El efecto Dalila

El Efecto Dalila

 

El adulterio, ese pecado sexual que en el matrimonio te pone una venda que no te permite ver nada. Más tarde, como consecuencia de andar con los ojos vendados, caerás en un precipicio. El pecado nunca queda impune. Es claro que de su cita con el Señor nadie se escapa.

Es recurrente ver casos donde el esposo tiene ataduras de índole sexual. Situaciones del pasado, cosas de su infancia, etc. En su desconocimiento de Dios y de lo que para Él representa el matrimonio, llega a una especie de hastío o aburrimiento.

El desconocimiento de la Palabra trae hastío y aburrimiento a los matrimonios

 

Hablemos del caso de un hombre aburrido de su matrimonio. Aparece una mujer en su vida, con un hijo. Dispuesta a hacer muchas cosas que aparentemente van a satisfacer su apetito sexual, sus fantasías. Es entonces que en este hombre nace una decisión disfrazada de nobles sentimientos. Surge en él la idea de apoyar y ayudar a esta mujer con su pequeño hijo, por lo cual se involucra, cada vez más con ella.

Hay mujeres que aprenden a capturar el alma del hombre. Sólo saben involucrarse con hombres casados, incapaces de ser dignas.  Su intención desde el inicio es mala. Su intención es quedarse con los bienes materiales y económicos. Inicialmente, el hombre se involucra con la intención de ayudar a una pobre mujer y a su hijo abandonado. Paulatinamente, ese apoyo se va acrecentando, desde un empleo, pago de apartamento, colegio para su hijo, todos sus gastos; entre otros. Esta  mujer jamas podrá mostrar agradecimiento, ella se dará a la tarea de hundir a este hombre cada día más en una situación de adulterio que va degenerando hasta hacer pedazos su alma. Ella lo querrá todo.

Hay mujeres que aprenden a capturar el alma del hombre. Sólo saben involucrarse con hombres casados, incapaces de ser dignas. Su intención desde el inicio es mala. - @RonnieVBCarrera #ElEfectoDalila Clic para tuitear

“Porque a causa de la mujer ramera es reducido el hombre a un bocado de pan; y la mujer caza la preciosa alma del varón.” Proverbios 6:26

Sansón, nazareo

 

En Jueces capítulo 13 vemos la historia de un hombre llamado Manoa de la tribu de Dan y su esposa que no podía tener hijos. Por aquellos días los filisteos oprimían al pueblo de Israel.

Un día se le apareció el ángel del Señor a la esposa de Manoa y le dijo que pronto iba a quedar embarazada y daría a luz un hijo, a quien jamás se le debía cortar el cabello. Este hijo iba a ser consagrado a Dios como nazareo desde su nacimiento. Esta consagración era más intensa que la del sacerdocio o la de un profeta. Y sería usado por Dios para librar al pueblo de mano de los filisteos. Este niño que nació fue llamado Sansón.

Sansón tomó muchas decisiones erróneas. Primero se casó con una mujer basando esta decisión únicamente en la belleza de esta mujer. Luego se enredó con una prostituta en Gaza.

El nazareo Sansón fue entrando en situaciones de desorden de índole sexual. Comenzó pecando desde joven, dándole una vida a su esposa que no era digna de su nazareato. Involucrándose con prostitutas y otra mujer. Su castigo no fue inmediato, pero al final, su vida se tornó sumamente dura.

En el capítulo 16 de Jueces vemos a Sansón enamorándose de una mujer llamada Dalila. Esta era una mujer soltera involucrándose con un hombre casado, cuyo único interés eran los cien siclos de plata que cada uno de los príncipes le iba a dar.

Las intenciones de la mujer extraña

 

Notemos que el verso de Proverbios 6:26 dice que la prostituta, sin justificarla, hace lo que hace por un trozo de pan. Pero la mujer extraño, adúltera, va tras otros intereses, siempre. Es muy grave el error que comete el hombre pensando que en esta relación ha conocido el amor. Llamarle amor al adulterio es algo desastroso; necio.

Regularmente aconsejo que las personas que encuentran en su camino a una persona divorciada, separada o abandonada no se involucren con ella. No se involucre con alguien que ya viene de una relación de intimidad sexual con otra persona. Esa persona necesita pasar por un proceso, aprender una lección divina. Y es que el deseo de Dios es que no tengamos más de una pareja sexual. El Señor está hablando de santidad, de apartarnos. De hecho el matrimonio es una forma de santidad.

Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para seros por Dios: seréis pues santos, porque yo soy santo. Levítico 11:45 Reina-Valera Antigua (RVA)

El tipo de mujeres que menciona Proverbios 6:26 lo único que les interesa, consiente o inconscientemente, es el obtener algún tipo de respaldo. En el relato de Jueces se nos deja ver claramente que el único interés de Dalila eran los ciclos de plata que le habían ofrecido.

El adulterio denota baja autoestima

 

Muchos entran en infidelidad y adulterio por la necesidad de ser reconocidos, por la necesidad de parecer importantes, de llamar la atención. Si a muchos de nosotros los varones nos advirtieran a tiempo del efecto Dalila, de lo que la mujer extraña puede provocar, tendríamos la capacidad de recuperarnos ante una situación inconsciente de caer en las garras de una relación de esta naturaleza.

Inicialmente un hombre que se enreda con una mujer extraña lo hace con la intención de apoyarla, luego se va involucrando cada vez más adquiriendo un mayor compromiso. Esto lo lleva incluso a divorciarse y a abandonar a su esposa. Pero más tarde, comienzan a surgir sospechas en este hombre. Empieza a vigilar a esta mujer para descubrir que ella ha estado teniendo intimidad con compañeros de estudio, profesores; entre otros.

El hombre que se involucra con la mujer extraña finalmente descubrirá el engaño; la trampa. Quedará expuesto a la vergüenza, se sentirá  burlado por esa mujer, incluso llega a sentir deseos de tomar venganza, destruir su vida, hablar mal de ella con todas las personas que pueda y quitarle todo apoyo económico. Al verse descubierta, a esta mujer no le queda más remedio que obedecer a este hombre en todo; someterse a un estado tirano del hombre que dijo amarla. El efecto en hombres y mujeres que actúan de esta manera se resume en una palabra: codependencia.

Aplica en tu vida el primer mandamiento

 

Por eso es que nuestro Señor habla en el primer mandamiento muy claro “al Señor tu Dios adorarás con todo tu ser, sólo a Él”. De hecho la intención del Señor detrás de Él ensalzarse como el Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente, es que entendamos que en todo momento Él nos está viendo, está con nosotros y nos está escuchando. A fin de entender que no podemos esconder nuestro pecado a Dios, el conocer qué es pecado, el conocer una identidad en Cristo Jesús que nos hace a los hombres muy hombres y a las mujeres suficientes mujeres. Pero el pecado nos confunde porque se presenta como un gran amigo que nos va a dar mucha alegría y placer; pero también mucho dolor.

Cuando el Señor dictó el primer mandamiento, tenía en mente que no fuéramos a caer en situaciones de codependencia.

La codependencia en situaciones de adulterio se manifiesta en tres etapas:

Salvador

Se acerca a la vida de otra persona con la bandera de “voy a salvarte de ese abandono”, “voy a apoyarte», «yo voy a rescatarte”; etc.

Controlador

El salvar, apoyar y rescatar a una persona, le dará el derecho de controlar esa vida y comenzará a revisar los correos electrónicos, a seguirla, pagar por información, espiar su móvil; etc.

Víctima

Luego de salvar a aquella persona de la infelicidad aparente o de carencias afectivas o económicas; descubrirá que no recibe fidelidad. Ahora viene el martirio.  Al llegar a la tercera etapa, aquel amor tan lindo se convierte en la más horrible historia de acoso, fatalidad y mucho más.

La última etapa es muy peligrosa. La persona puede caer víctima de la quiebra, es decir endeudamiento severo, puede perder su reputación, poner en riesgo el patrimonio familiar y lo que es peor puede caer en las garras de un tercero que conoce la historia y comprende qué necesita esa persona y se convierte en un paño de lágrimas para repetir un doloroso proceso en un alma que ya está sangrando.

El adulterio, como todo pecado, es desgastante.

 

La vida de un adúltero es intensa y agotadora. La paz es robada por completo. Se le pierde el sabor a la vida. Quien cae en adulterio al verse envuelto en situaciones de espionaje (Persiguiendo a su amante), le pierde el sentido a la vida y se olvida de ser feliz con su cónyuge y con sus hijos. Esto es más amargo que el ajenjo. Cuando se descubren todas las faltas que la persona que es el centro de su afecto comete, la masculinidad y autoestima son destruidas. Se pierde todo y si vuelve a mirar hacia donde está su esposa, tendrá suerte que ésta permanezca en santidad para no terminar de destruirse.

¿Qué hacer ante el adulterio de su esposo?

 

Debe superarse, seguir escalando de forma académica, prepararse para mejorar sus oportunidades de empleo o negocio, mejorar su calidad de vida y la de sus hijos porque el tiempo de la corrección va a llegar.

La mujer debe cuidarse de no caer en adulterio, producto de la idolatría al poner su felicidad en un hombre y no en Dios.

¿Qué hacer cuando caes en adulterio?

 

Varón: no creas en Dalila. Otros comerán el fruto de tu esfuerzo. El Señor en el día del juicio te va a pedir cuenta de por esposa, no por tu amante. Tu amante será como plomo que te va a hundir en el abismo ese día que se va a discutir tu salvación. Este es el momento en que debes soltarte. Mientras más analítico seas, mientras más inteligente creas ser, va a ser más difícil. Tu esposa tiene quizás muchos defectos, pero así como te diste la tarea de invertir tus recursos en una Dalila, yo te digo hoy: inviértelos en tu esposa. Inviértelo en sus estudios, en darle regalos. Apoya únicamente a la esposa de tu juventud.

El Señor en el día del juicio te va a pedir cuenta por tu esposa, no por tu amante. #ElEfectoDalila Clic para tuitear

 

“Bebe el agua de tu propio pozo, el agua que fluye de tu propio manantial.” Proverbios 5:15

 

Hermano dile a esa chica que no llame más, bloquea a su número, dale el chance de que ella atraviese su desierto con su hijo, hazte a un lado, deja que el Señor trate con ella, tus hijos te lo van a agradecer, tu esposa va a bendecirte y el día de mañana cuando tengas que darle cuentas al Señor, vas a darle cuentas cabales. Podrás decir como Jesús: “consumado es”. La palabra original en griego para “consumado es” es un vocablo que usaban los contadores que significa cuentas cabales. Este es el tiempo, rinde tu orgullo porque “engañoso es el corazón y perverso.”

El pecado sexual te pone vendas que no te permiten ver, más tarde caerás en un precipicio profundo. Que nuestros recursos no sean dados a los extraños. Seamos como el pariente de Booz que no quiso comprometer la heredad de su familia.

No vayas a ser como Sansón que al final ya ciego, viejo y acabado intentó hacer la voluntad de Dios. Y aunque lo consiguió su tiempo en esta tierra fue de amargura (Jueces 16:25-31).

Mi consejo ante #ElEfectoDalila

 

En este momento tienes la maravillosa oportunidad de contar con una fiel esposa, de contar con hijos que tal vez están molestos, pero que con un poco de trabajo puedes lograr el perdón y restablecer la alegría en tu hogar. El reino de Dios y su justicia vendrá sobre ti y sobre tu hogar. Te aconsejo, varón, no te creas más listo que Dios, no peques contra el Señor. De todo corazón te deseo que tu orgullo sea vencido, que el Espíritu de Dios venga sobre tu vida y te de la valentía y el coraje para decirle “No” a los placeres efímeros que te está ofreciendo Dalila. El efecto Dalila en tu vida puede ser devastador.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera  se define como un sobreviviente del adulterio, él escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Perdón de Dios fue suficiente

adulterio

Señor, Tu perdón me liberó

 

Cada día doy gracias a Dios por el perdón que otorga de forma incondicional. Una vida marcada por el divorcio de mis padres, las frustraciones de mi madre, los romances de mi padre, fueron una marca profunda y un detonante para muchos errores en mi vida.

Mi vida sentimental fue marcada por el desorden. En un entorno machista, no podía ser diferente. Aunque conocí de Dios a temprana edad, me aparte por algún tiempo y con eso fue suficiente para cometer muchos errores. Errores que hoy me hacen pensar: que extraña forma de conocer a Dios. Lo bueno es que lo conocí para que me recibiera y para siempre.

Apartarme de Dios fue mala decisión. Aunque tenia una vaga idea sobre lo que es el bien y el mal, necesitaba visión y entendimiento y alejándome de Dios me alejaba también de su gracia.

Porque quizá para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor. Filemón 15-16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Pasos en falso

 

Luego de alejarme de la iglesia y con 18 años de edad, conocí a una señorita que me resultaba interesante e iniciamos una relación de noviazgo. Ella era más joven que yo, pero muy inteligente y poseía una belleza especial. Lastimosamente no supe respetarle y aunque intente evitar la intimidad sexual, rebasamos ese límite. Hoy día comprendo lo que Salomón dijo en Cantares respecto al amor y no despertarlo antes de tiempo. Palabras y consejos que son efectivos tanto para mujeres como para hombres.

Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, por los corzos y por las ciervas del campo, que no despertéis ni hagáis velar al amor, hasta que quiera. Cantares 2:7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Conjuro, aquí, trata sobre: impedir, evitar, alejar un daño o peligro. Ese conjuro es el que muchos necesitamos desde jóvenes. Yo desperté al amor, desperté algo que es solo para el matrimonio. Claro que fluyó el amor, pero dados los primeros pasos en falso, vinieron muchos sin sabores. La idolatría es quizás el segundo paso en falso que dan los jóvenes, como consecuencia de no respetarse sexualmente en el noviazgo. Sienten amar excesivamente a una persona, a tal punto que se mueren si no están con ella. La instrucción de la Palabra se hace tan necesaria para caminar sin tropiezo.

 

Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos; entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días. Deuteronomio 22:28-29 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Los mandamientos son normas de vida

 

La cita anterior devela como espera Dios que actuemos, primeramente de forma obediente y por ende de forma preventiva y luego cómo desea que responda el que no es obediente y transgrede sus mandatos.

Mi relación con aquella señorita se fracturo severamente, no supe darle la seguridad que ella necesitaba y la honra que era mi obligación. La carencia de visión, por no conocer a Dios, se ensaño con nosotros dos. Hoy comprendo que yo debí resarcir por la honra robada y casarme o esperar que ella estuviera lista para aceptarme en matrimonio.

Al separar nuestros caminos, sintiendo mutuo y fuerte sentimiento, cada quien cometió sus propios errores. Por mi parte me involucre con una mujer que ya venia de una relación de convivencia. De igual forma pasamos a la intimidad sexual, sin ningún tipo de conciencia. Es increíble lo irresponsables que los varones podemos ser, sin Dios, en nuestras vidas. Hacemos las cosas  como algo que vemos todos los días, y como es lo normal, en el mundo, repetimos el patrón vez tras vez.

Tras cinco años de matrimonio y dos hijos varones, a los que quería darles un hogar seguro, cosa que nunca hice, pues mi corazón siempre estuvo allá, lejano, viviendo en el pasado. Ese fue el motivo de mi infelicidad. Fue entonces cuando caí en adulterio. Conocí a una mujer que igualmente venia de tener un niño de un hombre casado.

Dios no castiga, Él capacita

 

Me reconcilie con  Dios de la mano de mi amante (segunda relación en desorden). Esta reconciliación con Dios y un pobre estudio de la Palabra, me hizo confundirlo todo y volvió esta nueva relación algo engañoso y confuso. El Señor ya me tenia en la mira.

Al visitar por primera vez la iglesia juntos, todas las personas decían -¡Gloria a Dios! -¡El Señor respondió las oraciones! De esta manera es como muchas veces la iglesia se vuelve cómplice de culpables de adulterio. Pero Dios es incorruptible y Él no teme llamar pecado al pecado.

 

«Y respondió Hageo y dijo: Así es este pueblo, y esta gente, delante de mí, dice Jehová;  asimismo toda obra de sus manos;  todo lo que aquí ofrecen es inmundo». Hageo 2:14 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

La Palabra nunca vuelve vacía

 

Lo primero que aprendí en la iglesia fue el tema contentamiento y a buscar la presencia de Dios. Por tal motivo me vi involucrado en un ministerio para servir dentro de la iglesia. Al momento de servir, de lleno, alguien toco el tema «orden». Preguntaron si había alguien que no estuviera casado con su conviviente. El primer problema surgió y exprese cual era mi situación.

Por años mi amante había sometido a oración nuestra unión (ya teníamos una hija). Pero siempre omitió mi estado civil y también desconocía mi compromiso previo. Por lo tanto, al quedar al descubierto, fue motivo de vergüenza para ambos.

Pronto se dieron los comentarios como: -Que se divorcie él para honrar en matrimonio a la mujer con la que llego a la iglesia, -Eso no lo deberían de permitir en esta iglesia, -Si ellos se casan en esta iglesia mi familia y yo nos largamos a otra iglesia, -Ese matrimonio no está limpio a los ojos de Dios. etc.

Junto con la vergüenza vino la escasez y una pésima temporada en los asuntos financieros. Ella me pedía que diezmara más. Lo hice, pero yo me sentía como Caín, más que ofrendando sentía que estaba intentando sobornar a Dios.

Intenté ser el mejor esposo del mundo con mi amante. Pero la vergüenza de su secreto descubierto y la escasez fueron minando «el amor que muchas veces me juró». Un día vino lo que para mi fue como sepultar mi vida. Descubrí un  romance de la mujer que literalmente yo «adoraba» con un hombre soltero y más joven que yo.

La paga del pecado es muerte, muerte espiritual

 

El pecado que nuestra relación representaba, sumado a mi estado de celos, la ofensa recibida, mi situación financiera y mi autoestima destruida, volvieron de mí un muerto. La paga del pecado es muerte. Muchos, como me sucedió a mi, no creen eso, porque no creen que sea literal, pero yo, espiritualmente, morí.

Superamos esa etapa, pero solo era cuestión de tiempo. Las uniones de hecho y matrimonios, que nacen como consecuencia de un adulterio, nacen condenados a morir, pues son la unión de dos egoístas. Mi amante se marchó y nos dejó a nuestra hija y a mi. Juntos, lloramos su ausencia. A los dos años de su partida se presentó y se llevó a la criatura, un infante, y nos separó. Más dolor llegaba, parecía que nunca terminaría mi agonía.

El perdón llego y venia con profecía

 

En ese tiempo yo me aferraba a mi dolor, me aferraba a mis necedades, el enemigo me paralizó. Ciertos depredadores provocan ese efecto, paralizan. Y estos no me dejaban escuchar a Dios. Recuerdo que llegó un momento en el que yo me quedé con una mano atrás y otra adelante. Sin ánimos para nada en ese momento. Obviamente empecé a padecer, pasé muchos días sin comer.  Postrado, inerte, dejándome morir. Mis niveles de alimento habían descendido mucho. Fueron más de 20 días sin comer. Sólo un poco de agua bebía. Estos niveles de escasez de alimento en mi cuerpo y de líquidos fueron provocando cierto ambiente espiritual. Al final esos momentos terminaron en algo maravilloso.

Yo, hasta entonces, fui una persona escéptica y de pronto escuché a Dios. El Señor me dijo alto y claro: -No tienes por qué estar derrotado. Me duele verte adorando un ídolo en lugar de adorarme a mí. -Yo, abusando, me puse  necio diciéndole- -Pero Señor si yo la amo, tú me la diste. -Y el Señor me contestó muy adentro de mi ser y de forma audible- -No, yo no te di nada, tú escogiste, y lo que escogiste no es bueno para ti porque se llama adulterio. Tú te debes a otra mujer, a la que deshonraste.

Mis oídos fueron abiertos dramáticamente. En ese momento yo me puse en pie y empezó mi restauración personal.

Trabajando en la obra de Dios

 

Gracias al trabajo en No Más Divorcios pude entender el concepto verdadero del amor y aprendí a buscar de Dios sin justificar mis pecados. Esto me dio libertad, me otorgó perdón. Mucha veces he escuchado la voz de Dios que con amor me dice todos y cada uno de mis errores que, viniendo de su boca, pude ver que eran grandes necedades las que yo defendía.

Al fin libre, y con mi vista en Dios, comprendo en dónde debo estar. Trabajo llevando esperanza y mi experiencia a matrimonios. Comparto con mis hijos e intento curar todo el dolor que mis malas decisiones trajeron a sus vidas. Dios ordena y yo cumplo, no meteré manos sucias nunca más.

Mi esfuerzo es para mi familia, mis oraciones, mi amor. Además hoy puedo levantar manos limpias a mi Señor y mis hijos admiran mi decisión de imitar a Jesús. El tema conyugal esta en manos de Dios, lo importante es su perdón. Todo es cuestión de tiempo, el tiempo justo, el tiempo de Dios. Quizá para eso me aparté de Él por un tiempo, para que me recibiera, ya no como esclavo, sino como su hijo.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera  se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

 

El Pacto Matrimonial No Termina Con El Divorcio

No termina con el divorcio

Divorcio, una palabra mal interpretada.

Aunque un hombre se divorcie de su esposa y se case con otra, por la iglesia, esa mujer de la cual se divorció sigue siendo su esposa. El pacto matrimonial no termina con el divorcio. El Adulterio o infidelidad no nulifica la unión que una vez fue presentada ante Dios. Ejemplo de esto lo tenemos en el caso de Juan el Bautista en su encuentro con Herodes.

Porque el mismo Herodes había enviado y prendido a Juan, y le había encadenado en la cárcel por causa de Herodías, mujer de Felipe su hermano; pues la había tomado por mujer.

 Porque Juan decía a Herodes: No te es lícito tener la mujer de tu hermano.

 Pero Herodías le acechaba, y deseaba matarle, y no podía. Marcos 6:17-19 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 En efecto, Herodes mismo había mandado que arrestaran a Juan y que lo encadenaran en la cárcel. Herodes se había casado con Herodías, esposa de Felipe, su hermano, y Juan le había, en repetidas oportunidades, explicado a Herodes: «La ley te prohíbe tener a la esposa de tu hermano.» Por eso Herodías le guardaba rencor a Juan y deseaba matarlo. ¿Te parece conocida esa actitud de Herodias?

Pactos en el cielo

 

Como la Biblia nos declara, Herodes se había casado con la esposa de Felipe. Esto significa que tuvo que haber una separación entre Felipe y su esposa para que esta estuviera ahora casada con Herodes. Sin embargo aunque esta mujer se había casado con Herodes y tenia un matrimonio con él, no obstante, seguía siendo esposa de Felipe . Entonces, la relación entre Herodes y Herodías no era legitima sino que era la de un matrimonio en adulterio. Veamos:
-¿Era matrimonio?  Si.
-¿Era Legítimo?  No.
-¿Era Adulterio?  Si.

Defiende la verdad de la Palabra

 

La vida de Juan Bautista termina, pues Herodias envía a su hija a bailar para Herodes y sus invitados en una fiesta. Esta muchacha causa tal efecto en Herodes que al igual que Azuero a su esposa Esther, le ofrece lo que ella quiera. En este caso, como premio por su baile. Hasta la mitad del reino te daré, le dijo Herodes a Salomé. Aconsejada por Herodias, la madre adultera, la chica pide la cabeza de Juan Bautista y Herodes concede su deseo. La cabeza de Juan Bautista es entregada en una bandeja a Salomé, para deleite de Herodias. Juan Bautista llego a la muerte y mantuvo su postura hasta su ultimo respiro.
Pienso que para llegar a esos extremos, Herodes, había sido seducido nuevamente por el pecado. ¿Qué sucedería con el amor que Herodes creía sentir por Herodías luego del baile de Salomé?

Tres puntos a resaltar

 

  1. Una madre o un padre que vive en adulterio esta dando un ejemplo que grita más fuerte que todas las exposiciones bíblicas que puedan dar a sus hijos. Incluso apoyará las decisiones, llegado el momento, de sus hijos en el camino del adulterio y otros pecados. Herodias no le importo volver a su hija cómplice de asesinato. No sabemos que sucedió eventualmente entre Salomé y Herodes.
  2. En tu caminar con Cristo vas a encontrar a personas que defienden al adulterio, con uñas y dientes. Ten por seguro que lo hacen porque están contaminados. Busca lideres que no tengan esta inclinación o bien a lideres que aunque lo vivieron en sus propias vidas, dieron fruto de arrepentimiento y ya no viven más en pecado. No basta con arrepentirse y pedir perdón si continúan en el pecado.
  3. La iglesia evangélica que se formo por el abuso de algunas autoridades eclesiásticas, según cuenta la historia. Ahora esa misma iglesia se esta infectando, de forma sutil y otras veces de forma descarada, de adulterio. Toca estar vigilantes y si tú estas viviendo problemas matrimoniales tienes que saber que el pecado de tu cónyuge no rompe el pacto, al contrario, Dios espera que tú seas valiente y esforzado y validez y refuerces ese pacto.

El reto en tu vida

 

Te gustaría vivir con tu Señor esto: «Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré: entra en el gozo de tu señor». Mateo 25:23 Reina-Valera Antigua (RVA)

Yo, RonnieVBCarrera, quiero entrar en el gozo de mi Señor. ¿Y tú?

 

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del Ministerio No Más Divorcios  de En pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

En la separación matrimonial, examina tu corazón.

No Más Divorcios

En la separación matrimonial, examina tu corazón

 

En la separación matrimonial, examina tu corazón. Establece el orden y este permanecerá. Al establecer el desorden entonces tendremos, como consecuencia, todo tipo de situaciones contrarias a lo que anhelamos.

Hemos sacado a Dios de todas las áreas de nuestras vidas y eso nos está cobrando una factura muy cara. Tristemente toca pagar cuando ya no queda, humanamente, con que cubrir ese costo.

Muchos de nosotros iniciamos una familia movidos por emociones y no por decisiones. Incluso lo hacemos sin el menor compromiso. Ya sea porque estamos pensando en cambiar de pareja en las primeras de cambio o bien porque nos vemos obligados a entrar a una relación sin pacto. Entonces, por temor a perder a nuestro ídolo de carne y hueso, aceptamos cualquier trato y no un pacto, como lo planeo Dios.

Me llama la atención de que en la Biblia no se habla del noviazgo, como tal. Pero hoy día se acostumbra tener tal cantidad de noviazgos antes de llegar al matrimonio que cuando se llega a él, ambos cónyuges tienen que tener tal cantidad de dones espirituales para hacer liberaciones de todo tipo, uno por el otro y viceversa.

Investiga en la Palabra

 

Se hace necesario, entonces, ir a la Biblia e investigar lo que sucede. Leamos en Hageo 1:2 “Así ha hablado Jehová de los ejércitos, diciendo: Este pueblo dice: No ha llegado aún el tiempo, el tiempo de que la casa de Jehová sea reedificada”. Dios habla en este pasaje de nuestra relación con Él, y de cómo en nuestra juventud pensamos que aún no es tiempo para perderlo en ir a la iglesia y de servirle a Dios. Por eso es que tomamos las riendas de nuestras vidas y elegimos convertirnos en amantes de hombres que ostentan poder, o amantes de mujeres casadas o divorciadas. Elegimos también unirnos sin ningún pacto con hombres y mujeres con familias fracturadas que en su escapada se toman de quien les queda a mano, siendo totalmente irresponsables y sumiendo a más personas en dolor y pecado.

Es tiempo de adorar a Dios

 

Continúa Hageo 1:4  ¿Es para vosotros tiempo, para vosotros, de habitar en vuestras casas artesonadas, y esta casa está desierta?” Luego de tomar nuestras decisiones erradas vamos a Dios casi a reclamar el porqué nos sale todo mal y a exigir misericordia, cuando Él, en su Palabra, nos advierte de cuáles son las cosas que Él planeo para nosotros. Ahí dice claramente que la mujer no se case en segundas nupcias, dice que el hombre al verse separado de su esposa no debe abandonarla. También dice que aquel hombre que tome la virginidad de una mujer debe honrarla en matrimonio. En cuyo caso, no podrá extender, bajo ninguna circunstancia, carta de divorcio o repudio (Éxodo 22:16).

El Señor no quiere nuestra adoración como una necesidad de reconocimiento o un protagonismo enfermo. Él nos pide adoración para que seamos enseñados y que por medio de la honra que le damos a Él aprendamos a honrar a nuestras familias, aun cuando alguno de los miembros fallare.

Para algunos castigo, para otros capacitación

 

Luego vemos las consecuencias de nuestra falta de amor al Padre. En Hageo 1:6  dice: “Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto.” Parafraseando a Jesús recordamos “apartados de mi nada podrán hacer”. Y “quien conmigo no recoge desparrama”.  ¿Quieres bendición en todas las áreas de tu vida? Te doy el secreto y lo encontramos en Hageo 1:8 “Subid al monte, y traed madera, y reedificad la casa; y pondré en ella mi voluntad, y seré glorificado, ha dicho Jehová.” “Obediencia quiero y no sacrificios” Es sencillo, más de lo que parece. Necesitamos únicamente dejar de ser tan egoístas  y recibiremos mucho más de lo que queremos, porque Dios es un padre bueno.

Dios te pregunta

 

Entonces ¿Qué haces viviendo con la esposa o el esposo de otra persona? ¿Qué haces robando a inocentes un padre o una madre? Dice el Señor: “Examina tu corazón y vuelve tu rostro a mí.” También vemos en Isaías 1:18-19 ”Vengan ya, vamos a discutir en serio, a ver si nos ponemos de acuerdo. Si ustedes me obedecen, yo los perdonaré. Sus pecados los han manchado como con tinta roja; pero yo los limpiaré. ¡Los dejaré blancos como la nieve!”

Muchos de nuestros males o penas son el resultado de pecados, a veces desconocidos para nosotros, pero pecados al fin. Tenemos que darle orden a nuestras vidas y rectificar nuestro camino. Nehemías 13:25 dice: “Discutí con esos hombres y los maldije. A algunos les di de golpes, les arranqué el cabello y los obligué a prometer, en nombre de Dios, que ni ellos ni sus hijos o hijas se casarían con extranjeros.” Esos extranjeros de los que habló Nehemías no son más que las personas que no nos es permitido invitar a nuestras vidas.

Aprobados para Dios

 

Tu obediencia será altamente recompensada. No solo en lo referente a la unión de tu familia, también en lo económico. Porque tu obediencia te llevara a trabajar en la obra del Reino de Dios y tu serás bendición, como consecuencia de ser bendecido por Dios. Hageo 2:9 dice: “La gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitos”.

Anillos de sellar

 

En varias oportunidades el Señor pide, por medio del profeta Hageo, que examinemos nuestro corazón, ¿Para qué? Para que rectifiquemos y dejemos de pecar. Muchos de nuestros pecados no son más que lecciones o costumbres aprendidas y que debemos abandonar o renunciar a ellas. No olvidemos que somos nación santa, real sacerdocio. Mira como cierra el profeta ¡con que promesa!: Hageo 2:23 “En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré…. siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo desellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos.” Imagina que gran prerrogativa tenemos al ser desde que nacimos escogidos por Dios. Imagina que serás quien selle verdades al dar testimonio de vidas libres y victoriosas.

Rescatados por el varón perfecto

 

¿No tienes con que pagar tus deudas espirituales? Dios ya pago con la sangre de su hijo Jesús. Solo debes alinearte; si amas algo que no te corresponde, devuélvelo. Si tienes pacto licito pero no eres correspondido, cumple con tu parte del pacto al pie de la letra. Dios te está usando como anillo de sellar.

—-¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!—-

RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios 

El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Adúltera: La obediencia a Dios, abre puertas de bendición.

Adúltera, ese fue el cargo. Señalada por todos, debía morir lapidada. Así lo dictaba la ley. ¿Cuántas cosas pudo pensar en ese instante la acusada? Al parecer solo una cosa paso por su mente: arrepentimiento. Un arrepentimiento sincero, el que solo la gracia podría darle; la ley casi la había matado.

Adúltera / Redimida

 

Jesús le dice a la mujer adúltera: “ni yo te condeno, ve y no peques más”. La obediencia abre puertas de bendición. La obediencia a Dios abre un mundo de posibilidades para nosotros, nos facilita todo. Y el hecho de que esas palabras de Jesús, sean dirigidas a una mujer, y en pecado, me dice que hay esperanza para algunas mujeres que viven en la clandestinidad. Unas veces resignadas y otras veces luchando por obtener un sitio dentro de una sociedad que les tolera del diente al labio. Todos tenemos derecho a la misericordia de Dios, el requisito es arrepentirse y obedecer. No podemos esperar la bendición de Dios y no ser obedientes a Él, pues Él es sumamente ordenado y recto.

 Diferentes formas de adulterio

 

El adulterio tiene varios tipos de sujetos. Hablemos al respecto. Tenemos a la mujer extraña de la que habla la Biblia. Esa mujer casada o con algún tipo de compromiso que se dedica a casar muchachos solteros u hombres casados. También encontramos a aquella mujer que aprendió de su madre el ejemplo de buscar hombres casados. Ejemplo que a ella le hace ver el adulterio como normal competencia entre mujeres, pues es la información con la que creció. La mujer que creció sin la imagen paterna y que ve en hombres mayores esa imagen que necesitó cuando era niña, sin importar que ese hombre tenga compromisos. Podemos encontrar muchos ejemplos más. Mi mensaje es para aquella mujer que vive fuera del orden de Dios. Mi mensaje es para aquella mujer que ha intentado en sus fuerzas y con los recursos que recibió de su entorno, vivir una vida feliz.

mujer adultera

La mujer samaritana se arrepintió y obedeció

Abre la puerta de la bendición

 

Dios no hace acepción de personas, incluso ama al pecador, pero aclara que aborrece al pecado. Partiendo de esta linda cualidad de nuestro buen Dios, podemos entender que estas vidas pueden ser llevadas a vivir experiencias maravillosas, libres de pecado. Entonces mi sugerencia es que entiendas que tu felicidad no la encuentras en ningún hombre. Ni siquiera en los que muchas mujeres han dado en llamar “varones de Dios”. Créelo: ningún varón de Dios te invitaría al pecado. Jesús, entonces, es tu total y suficiente fuente de felicidad. Felicidad que encontrarás en la medida en que tu conocimiento de la Palabra de Dios, la Biblia, vaya estando presente en tu mente.

Jesús conoce quien eres

 

Cuando Jesús se encuentra con la mujer samaritana, en mitad del día, en aquel pozo, Él sabía quién era ella. Él conocía su corazón. Con gran amor le dijo que si ella bebía del agua que Él le ofrecía, ella nunca más tendría sed. Pero aquella mujer, acostumbrada a reaccionar de acuerdo a su programa heredado, no entendió nada de lo que sucedía. Ella entendió cualquier cosa, menos que ella podía ser feliz al recibir de aquel hombre, a quien no reconocía, la felicidad verdadera. Al ver Jesús que la samaritana no terminaba de comprender, le invita a que vaya por su esposo y vuelvan juntos ante Él. La samarita respondió prontamente que no tenía esposo. Jesús estaba tratando con ella ahí mismo, estaba colocándole en el lugar exacto para que ella fuera liberada. Sus ojos fueran abiertos a una nueva dimensión de libertad. Acto seguido, Jesús le revela cuanto le conoce al decirle: “bien has dicho, pues cinco maridos has tenido y con el que ahora vives, no es tu marido”. La mujer entonces, sumamente sorprendida cae en la cuenta de con quien hablaba. Lo que acaba de escuchar es algo que quizás ella guardó o escondió por largos años, entendió de qué hablaba Jesús e incluso le reconoció.
Creo que aquella mujer volvió en sí aquel día y encauzo su vida. Ahora, llena de felicidad, va por caminos totalmente diferentes. Estoy convencido de que ella no fue tras un séptimo marido pues ya había encontrado lo que tanto anheló siempre: ser feliz y libre.

Con voluntad, hay oportunidad de salir del adulterio

No vivas  relaciones clandestinas o ilícitas. Yo te sugiero que las termines cuanto antes. Libera a ese hombre que dices amar. No seas cómplice de su destrucción. No llames tu propia ruina y la de tus hijos. Conozco mujeres con vidas de adulterio, que al ser amantes o autodenominarse “esposa” de un hombre ya casado, han decidido seguir a Jesús y abandonar el pecado que les ató.
Esas mujeres han recibido de Dios la bendición de empleos o negocios que les han permitido realizarse como personas y como mujeres santas. Las que a su vez, logran apartar a sus hijos de cadenas de maldición, Cadenas que  los llevan al mismo adulterio, adicción a las drogas, o cualquier otra situación destructiva. Ya que ven en su madre, el ejemplo y la alegría de vivir sin pecado. He visto a mujeres que vivieron experiencias de adulterio, convertir su lamento, porque la vida de un adultero es una vida de lamento, transformarlo en satisfacción y alegría total.

Libera a tus generaciones futuras

Tus hijos merecen recibir de ti el ejemplo de obedecer a Dios. Merecen el ver en ti, un amor tan real que renunciando a deseos carnales o de necesidades engañosas, buscas liberar a aquel hombre con quien cometiste pecado. Demostrando así un amor real y perfecto, en donde el respeto y la honra te hacen admirable e integra.

Dios quiere limpiar tu pecado

 

Dios te dice: “Vengan ya, vamos a discutir en serio.  Veamos si nos ponemos de acuerdo. Si ustedes me obedecen, yo los perdonaré. Sus pecados los han manchado como con tinta roja; pero yo los limpiaré. ¡Los dejaré blancos como la nieve! Entonces comerán de lo mejor de la tierra; pero si siguen siendo rebeldes, morirán en el campo de batalla. Les juro que así será”.
Dios no esta amenazando en la cita anterior. Él advierte de que invariablemente así sucederá. Dos caminos tienes. Uno: buscar ser limpiada, curada y sanada. Dos: continuas agregando pecado a tu vida y a las de los que amas. Rompe con el dolor en tu vejez y el dolor que será un legado fatal.

La mujer adúltera vivió una nueva vida por su arrepentimiento

 

Dios no te desprecia, es más, te quiere usar poderosamente. Así lo hace con todo lo que Él transforma, renueva y resucita.
Citas usadas:
Juan 8-11.
Juan 4:1-39.
Isaías 1:18-20.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

RonnieVBCarrera  se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.