El Pacto Matrimonial Para Dios es Importante

Pacto Matrimonial

El Pacto Matrimonial es precioso para Dios ¿Qué sucede cuando nos unimos con nuestra pareja sin casarnos? ¿Qué sucede cuando caemos en la comúnmente llamada: unión libre?

Unión de Hecho

 

«¿Entonces Jehová dijo a Caín, porque te has ensañado, y porque ha decaído tu semblante? Si bien hicieres no serás enaltecido? Y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo y tú te enseñorearas de él». Génesis 4:6-7

El pecado nos hará pedazos y todo va a depender de qué decisión tomemos. Dios lo dice claro en estos versículos. No fue por la actividad de Caín y la calidad de su producto que Dios rechazo su sacrificio, si no que Caín no lo hizo como debía. El Pacto Matrimonial es algo que Dios espera que hagas con Él.

«Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan». Mateo 7:13-14 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Para Dios el matrimonio es mucho más que un simple contrato. Las parejas que entienden la importancia que sus matrimonios tienen para Dios, que ven su matrimonio como sagrado, se esfuerzan por sacar adelante su matrimonio. Las posibilidades de éxito aumentan si siguen los consejos que encuentran en la Biblia.

¿Cuál es el papel del esposo?

 

«Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador». – Efesios 5:23 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Cuando no sabemos qué decisión tomar hay varios caminos equivocados. Los  tomamos de forma confusa y a veces hasta forzados. Por ejemplo, cuando de novios fornicamos y viene un embarazo «no deseado», pensamos que casarnos resolverá la situación. Y resulta que, sin conocerse bien, sin consultar con Dios nada bueno vendrá.

Otro caso es cuando el esposo quiere honrar a la novia en sagrado matrimonio, otro error. Al casarnos vamos a honrar a Dios, no al cónyuge

Cuando Hacemos la Voluntad de Dios, ella se Hace en Nuestras Vidas.

 

La ofrenda de Abel fue aceptable no porque era un animal. Tampoco porque era lo mejor entre lo que tenía. Ni siquiera porque se tratase de un corazón lleno de celo por Dios. La ofrenda de Abel fue acepta debido a que fue dada totalmente en obediencia a lo que Dios debió haber revelado en ese entonces, aunque no se registrara en Génesis. Caín, por el contario, desdeñando las instrucciones divinas, trajo simplemente lo que quiso, algo de su cosecha. Desde nuestra perspectiva lo que Caín debió haber hecho fue canjear de sus productos con algún cordero perfecto de su hermano y así presentárselo al Señor; que se viera que Caín tenía la intención de agradar a Dios.

¿Cuantos de ustedes tuvieron la intención de agradar a Dios cuando tuvieron intimidad sin pacto y cuando vino un embarazo tuvieron que casarse?

Luego de que se dieron las ofrendas, Dios le pregunta a Caín: ¿porque te enojas? Si bien hicieres, serias enaltecido. Pero tú no te casaste, solo disfrutaste del placer sin pacto, dejando a un lado la voluntad de Dios. Muchos somos parte de una generación que se formó anhelando el placer sin pacto. De hecho, hay cónyuges que anhelan que se dé la restauración matrimonial para tener intimidad sexual de nuevo. No lo están haciendo con la intención de honrar a Dios; por eso es que a Caín le fue fatal.

Aunque a simple vista piensen que Abel le fue mal, ya que lo mataron, Abel cumplió la misión. Abel fue obediente y se fue derecho al cielo. Caín por el contrario se quedó acá en la tierra, pero maldito.

Todos los que hemos caído en el error de no honrar a Dios y luego a un cónyuge, no debemos ver como extraño que luego el cónyuge nos abandone, nos sintamos solos, apartados, incluso, de nuestros hijos.

 Vas a Sentirte Abandonado por Dios.

 

«Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra. Y dijo Caín a Jehová: – Grande es mi castigo para ser soportado-«. Génesis 4:12-13 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Esto se comparara con la actitud de nosotros cuando debimos haber honrado a Dios presentando nuestro matrimonio y como consecuencia de esto la bendición que iba a carrear para nuestras esposas. Una esposa que fue llevada al altar con intención santa, se siente más segura que la que se tuvo que casar. La última vive con la duda y la zozobra de: ¿está conmigo porque quiere o porque debe de estar? Ellas son mujeres que piensan y actúan totalmente diferente, siempre con temor.

Para que una familia funcione bien, alguien tiene que tomar las decisiones, por ejemplo, vamos a ir ante Dios a presentar nuestra unión, la biblia a encargado esta responsabilidad al esposo y la de gobernar. Sin embargó esto no le da derecho de ser tirano ni abusivo. Tampoco puede descuidar sus obligaciones, lo cual le haría perder el respeto de su esposa y le impondría a ella cargas innecesarias. Dios espera que el hombre se esfuerce por cuidar a su esposa y la honre considerándola su apreciada compañera.

Dios espera que el hombre se esfuerce por cuidar a su esposa y la honre considerándola su apreciada compañera. - RonnieVBCarrera Clic para tuitear

 

Tenemos que ser irreprensibles.

 

«Manda también estas cosas, para que sean irreprensibles; porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo». – 1 Timoteo 5:7-8 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

«Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo». – 1 Pedro 3:7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Muchas situaciones desagradables vendrán a tu vida como consecuencia de no tomar en cuenta los consejos que vienen del Padre amoroso. Un Padre firme si no le obedeces, pues cuando venga el momento del castigo Él no meterá su mano, porque ya fuiste advertido.

«Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama». – Efesios 5:28 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El esposo que ama a su esposa, valora sus habilidades y talentos. Dirán por ahí algunos: es que no tiene talentos. Yo creo firmemente que esa es una de las funciones que un esposo debe llevar a cabo. Al esposo le corresponde estimular a su esposa para que se realice como mujer.

Si mi Amor no Edifica a mi Cónyuge no es Amor.

 

Tenemos que ayudar a nuestro cónyuge a desarrollar esas habilidades y talentos, por escondidos que se encuentren. Todos hemos sido formados por un Dios increíblemente creativo. Entonces, si bien tú no has visto sus talentos, quizás sea el momento de que tú le ayudes. No debes imponer tu punto de vista jamás, solo estimula, anima.

Cuando un siervo de Dios se negó a seguir un sabio consejo de su esposa sobre un problema familiar, Jehová le dijo: escucha en todo lo que tu esposa te diga y así haz; Abraham accedió con humildad y como consecuencia su familia disfruto de paz, así como la bendición divina.

Honra a Dios en El Pacto Matrimonial.

 

¿Tú quieres la bendición divina en tu vida? Bueno empieza por obedecer a Dios, por doblegar tu orgullo, empieza a considerar a tu esposa como algo muy preciado en tu vida, por mala que sea, por maleducada, por peleonera, nunca va dejará de llegar bendición a tu vida.

Notemos que nosotros cuando llegamos al matrimonio no estamos honrado a la esposa, estamos honrando a Dios. Los mejores tiempos son esos, los que vivamos con el amor de Dios.

Lo que nos enseña Abel.

 

No es extraño entonces que hoy tengas problemas en tu matrimonio. Desde el principio actuaste mal. Ahora toca poner en práctica lo que nos enseñan los hombres santos, los héroes de la Biblia. Y nuevamente te dejamos los tres puntos claves para un esposo que quiere honrar a Dios en su matrimonio. Estos puntos son valederos, aun cuando este atravesando por problemas matrimoniales.

1. Provee

Provee como si estuvieras en casa; abundante, vas a presentar de tu salario lo mejor que tú produces. Del corazón de tu esposa saldrá misericordia, cuando te vea valiente y esforzado.

2. Respeta

Respeta la distancia que ella ha puesto. Esto le permitirá sanar su corazón de todas las cosas insensatas que pudiste cometer por falta de sabiduría.

3. Se Fiel

Ninguna mujer extraña te valida, tú no necesitas una mujer para convertirte en el hombre que Dios desea.

Desde En pos de Dios y el Ministerio No Más Divorcios, queremos ayudarte, apoyarte y vamos a romper con las cadenas que azotan y esclavizan a los matrimonios y las familias: el divorcio, el adulterio, la promiscuidad y la idolatría.

El matrimonio no es para amarrar personas, el matrimonio es para honrar a Dios. - RonnieVBCarrera Clic para tuitear

 

¿Qué tan importante es para ti El Pacto Matrimonial?

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En Pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Esposa Adúltera: ¿Condenada o Redimida?

Esposa Adúltera

Hablar de esposa adúltera  desde la perspectiva de Dios, me ha valido muchas palabras de animo, pero también insultos e improperios, incluso de hombres adúlteros. Hoy traigo este texto que me ha tenido inquieto por mucho tiempo.

Tu visión de lo que es el matrimonio dicta su éxito o su fracaso.

Es la historia de un hombre, recto y responsable. Este hombre se casó con una mujer de dudoso proceder. Ella era una mujer dada a pensar que ciertas corrientes mundanas eran incluso justas, es decir, ella creció con un trasfondo espiritual desordenado. Luego de casarse con esta mujer, ella le dio hijos. Posteriormente también llego la vergüenza; ella se volvió a una vida  desordenada, llena de pecado sexual.

Cuando la esposa se entrego a sus bajas pasiones, su esposo se enteró y su reacción tú la imaginaras. Su primera reacción fue la de relatar lo sucedido a sus hijos y declararles que su madre ya no era su esposa, por su mal proceder. Por ir tras amantes, el esposo decidió retirarle todo tipo de cobertura. Con esta actitud, seguramente afectó a sus hijos. Fue como heredarles y perpetuar en sus mentes lo sucedido. Herencia que afectaría, de forma diferente, en el corazón de sus hijos e hijas. Unos viéndolo como un peligro latente y las otras como una posible salida en ciertas circunstancias.

Orgullo Pisoteado

En su cabeza, influenciada por un orgullo pisoteado, pasaban pensamientos diversos. Pensamientos de vergüenza, enojo y también pensamientos de misericordia. Él sabia que su esposa no la estaba pasando bien. Se enteraba de que sus amantes la abandonaban luego de obtener de ella el placer y ella corría a buscar a otro amante.

Cierto día, el esposo, tuvo una conversación con su padre. Su padre ya sabia el desorden de su esposa. Temeroso de recibir de su padre reproches sobre su esposa, no quería escuchar. Pero lo que escucho le dejo perplejo. Su padre le comunico que estaba enterado de los devaneos de su esposa, sin embargo su consejo fue: -Ámala-, el esposo quedo sorprendido, -Ámala- le dijo de nuevo el sabio y viejo padre.

Y, ante el desconsuelo del esposo, después de un breve silencio, le dijo lo siguiente:  -Hijo, amar es una decisión, no un sentimiento. Amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor. El amor es un ejercicio de agricultura. Arranca lo que hace daño, prepara la tierra, ara, siembra, se paciente, riega y cuida. Estate preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvias, pero no por eso abandones tu huerto. Ama, es decir, acepta, valora, respeta, da afecto, ternura, admira y comprende. Simplemente, ama.

Aquel que ara la tierra y la siembra, recibirá doble porción. - RonnieVBCarrera #EsposaAdúltera Clic para tuitear

Si no Tengo Amor, Nada Soy.

«¿Sabes por qué? Porque la inteligencia, sin amor, te hace perverso. La justicia, sin amor, te hace implacable. La diplomacia, sin amor, te hace hipócrita. El éxito, sin amor, te hace arrogante. La riqueza, sin amor, te hace avaricioso. La docilidad, sin amor, te hace servil. La pobreza, sin amor, te hace orgulloso. La belleza, sin amor, te hace ridículo. La autoridad, sin amor, te hace tirano. El trabajo, sin amor, te hace esclavo. La vida sin amor, no tiene sentido. Y Amar sin Dios en el corazón, es imposible».

La Biblia Enseña que el Amor de Cónyuge es en Justicia.

Todo el relato que les he referido es literalmente el libro de Oseas. Tal cual, Dios, el Padre, dicta a Oseas muchas situaciones que los fariseos olvidaron, a propósito, al hablar con Jesús sobre otorgar carta de divorcio a la esposa. Dios es Todo Poderoso, todo lo sabe y todo lo ve. Es entonces que claramente habla a Oseas sobre lo que ha de hacer con su esposa adúltera.

Tal cual, Dios, el Padre, dicta a Oseas muchas situaciones que los fariseos olvidaron, a propósito, al hablar con Jesús sobre otorgar carta de divorcio a la esposa. - RonnieVBCarrera Clic para tuitear

«Me dijo otra vez Jehová: Ve, ama a una mujer amada de su compañero, aunque adúltera, como el amor de Jehová para con los hijos de Israel, los cuales miran a dioses ajenos, y aman tortas de pasas». Oseas 3:1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

La Esposa Adúltera.

Muchos alegan que la esposa de Oseas y la mujer del libro de Oseas 3:1 no son la misma mujer. Pero resulta que Dios compara a Gomer, la esposa adúltera de Oseas, con Israel, su pueblo escogido. Pueblo que fue infiel a Dios y Él, en su infinito amor, perdona una y otra vez. ¿Por qué razón Dios utiliza la analogía de Oseas y Gomer para hablar de redención a Israel? Cabe resaltar que Oseas significa salvación. Palabra que me hace pensar en Jesús y su misión en esta tierra.

Cuando, como esposos, decimos: juro amar a esta mujer hasta que la muerte nos separe, estamos aceptando ser su cobertura, su proveedor terrenal, ser su redentor terrenal. Esto último me impacta, me hace comprender el concepto matrimonio de una forma totalmente diferente al que me fue inculcado. Pienso que, en parte, por esa razón Pablo dice que Jesús es Señor de señores. Los esposos, como señores, además de ir a las naciones y hacer discípulos de ellas, tenemos que limpiar toda mácula de nuestras esposas.

«…que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores». 1 Timoteo 6:14-15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El Amor, aún por la Esposa Adúltera, Debe ser sin Fingimiento.

La esposa adúltera, como la mujer extraña, son mujeres con baja autoestima. La mujer extraña tendrá que buscar a Dios para que le ayude con ese problema. La esposa adúltera, por el contrario, deberá ser apoyada directamente por su esposo. Aunque ella tiene la misma obligación de buscar a su Señor, el esposo tiene la tarea de preparar el camino al arrepentimiento. Así lo hace Dios con su pueblo adúltero. Dice el Señor que seamos santos como Él es santo. Podemos agregar que seamos misericordiosos, así como Él es misericordioso.

«Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad». 1 Juan 3:18 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El Hombre de Dios Muere a su Carne.

Solo aquel que tenga la capacidad de morir a su carne, podría cumplir con su pacto matrimonial, luego de un error de su esposa. Morir a nuestra carne es imitar a Jesús en su acto heroico y redentor por nosotros. Tú tienes un llamado divino: redimir a tu esposa. O quizás tengas que rechazar la invitación al pecado sexual de una esposa desesperada por encontrar, de forma equivocada, la validación de un hombre, porque su esposo no sabe hacerlo. Gomer puede ser tu esposa, o bien la esposa de otro hombre. Estas obligado a redimir a tu esposa y también lo estas a no manchar a la esposa de otro hombre.

«Vence el que se vence a sí mismo» — Publio Siro

El Perfecto Amor es Benigno.

Oseas compro con dinero a su esposa Gomer. El esposo la compro al amante de Gomer. Oseas… salvador… Jesús acepta, perdona y da salvación. Él, el Señor de señores te da el azimut y las ordenes: Ámala. Volvamos a Oseas 3: allá dice que el esposo compra a su esposa y la lleva a su casa y le advierte que no tendrá relaciones intimas con ella en muchos días. Esto me hace pensar en Jesús sanando enfermedades físicas y también sanado el corazón. Oseas no estaba motivado por situaciones carnales, su motivación era divina. Su motivación era cumplir con lo que Dios le pedía.

Ser Como Dios Quiere que Seamos es ser Íntegros.

No cuestiones el error de tu esposa. Entiende algo: tienes un propósito divino y recuerda que Dios le da las misiones más difíciles a sus mejores soldados. Dios bendiga a los hombres maduros, los que ante el pecado de su esposa no toman venganza, al contrario, consientes de su sacerdocio, cubren, libres de idolatría, a sus esposas en pecado. No te avergüences de hacer la voluntad de Dios.

«¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa? Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por ellos; mas los rebeldes caerán en ellos». Oseas 14:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¿Por qué razón Dios utiliza la analogía de Oseas y Gomer para hablar de redención a Israel?

Esposa Adúltera

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

RonnieVBCarrera se define como un sobreviviente del adulterio, él escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios.
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Suscribete para recibir los boletines.

Matrimonio, un Tema Para Hablar con Dios

La Biblia También es el Manual del Matrimonio

Matrimonio, una de  las elección más importante de nuestras vidas. Pero la mayoría llegamos a él sin el consejo de Dios.  Entonces, al llegar los problemas, nos hacemos la pregunta: ¿Esta era la persona que Dios quería para ser mi cónyuge?

 

¿Qué hacer cuando las consecuencias de una elección irresponsable aparecen? Sencillo, ir al Padre, conocer su diseño sobre el matrimonio y obedecer. El consejo de cualquier mortal será, por defecto, erróneo.

“Te haré tener perspicacia, y te instruiré en el camino en que debes ir. Ciertamente daré consejo con mi ojo sobre ti.” Salmo 32:8

Dios da consejo antes del matrimonio y dentro de un matrimonio difícil.

 

El matrimonio es una linda forma en que Dios nos enseña lo que es el amor. Como consecuencia Dios nos enseña a amar. Esto nos será de utilidad para realizar tareas de evangelización.

Notemos entonces que en la mayoría de matrimonios hay inconvenientes. Pero el más peligroso es el que alguno de los dos cónyuges «adore» a su compañero de vida. Para hacer más dramático el concepto yo les llamo parásitos del matrimonio.

Ningún humano está capacitado para recibir adoración. Ella simplemente lo corrompe o no soporta ese peso sobre su espalda. Las reacciones aparecen en la forma de abuso o desamor. El afectado lucha con sus propias fuerzas, pero de igual forma no sabrá cómo manejar «el fin de su felicidad».

Pocos son los que tienen claro lo que es el matrimonio al llegar a él.

 

Los esfuerzos humanos, frutos de la carne sin excepción, terminarán de minar un matrimonio herido. Esos esfuerzos son extremistas: o se abandonan ante su tirano o atacan con mayor crueldad que la recibida.  Irán a  la venganza: usando a los hijos, adulterio, violencia, etc.

Cuando las fuerzas se agotan y las «tácticas» se terminan, viene el desaliento; muchas veces acompañado de severas depresiones. Entonces nace la esperanza de que al verle derrotado el otro cónyuge sienta compasión y decida volver al hogar. Nada más alejado de la realidad.

Con la pérdida de la esperanza surge la última opción, que en realidad siempre fue la primera (¿o la única?), Dios Padre, Dios Hijo y el Espíritu Santo. Por intermedio de nuestra relación con Dios conoceremos entonces el concepto del verdadero amor y dejaremos de sufrir automáticamente, aún cuando el cónyuge en pecado siga actuando de forma equivocada.

Al iniciar nuestra relación matrimonial lo hacemos de forma arrebatada, dejándonos llevar por alucinaciones, sin saber qué tipo de fruto da nuestro cónyuge. Sin saber si viene sano de relaciones pasadas, ya sea con otras relaciones sentimentales o bien marcado por un hogar disfuncional. Y aun cuando se sabe que viene herido por una relación anterior lo que se hace, regularmente, es entrar en competencia con aquella relación y no se hace más que abrir la puerta al sufrimiento.

El pasado de cada persona puede ser el problema

 

Una persona que entra al matrimonio con heridas pasionales, porque entendamos que de amor no son, no podrá sentir ni siquiera pasión y de amor ni hablar. Pero curiosamente es la oportunidad que el creyente tiene para mostrarle a su cónyuge el verdadero amor. Es por intermedio de la siembra y el compromiso al pacto matrimonial que se puede quebrantar un corazón de piedra que no es capaz de dar felicidad, mucho menos de experimentarla.

El creyente que no esté en estrecha relación con el Señor podrá verse tentado a sufrir por un cónyuge que no muestra pasión o respeto al pacto. @RonnieVBCarrera Clic para tuitear

Dios con todo su poder, siempre está dispuesto a mostrar amor y perdón. ¿Quién o qué mortal es superior al Señor? El creyente que no esté en estrecha relación con el Señor, podrá verse tentado a sufrir por un cónyuge que no muestra pasión o respeto al pacto. ¿Qué hacer entonces? Entiende que un pacto con un rey es inquebrantable, cuánto más será un pacto con el Rey de reyes? La mayoría de matrimonios se rompen luego de la ironía de un cónyuge sin entendimiento. Otras veces por uno cónyuge adúltero, porque el herido tampoco sabe del compromiso de su pacto y abandona derrotado.

«Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que andas». Isaías 48:17 Reina-Valera Antigua (RVA)

Como hijos del Rey, somos realeza. Linaje escogido quiere decir: príncipes y princesas. Por lo que no debemos permitir eñser pisoteados. Por tal razón el Señor permitió la separación. Pero separación dando honra y fidelidad a aquel con el que se ha hecho pacto, aunque no lo merezca.

El Matrimonio es un Pacto que Solo la Muerte Disuelve.

 

Observa al papá del hijo pródigo. Este padre no cuestiono a su hijo al reclamar una herencia, que de hecho no le correspondía. La herencia se recibe cuando la muerte separa a alguien de su familia (hasta que la muerte los separe). Seguramente papá entregó la herencia confiado en lo que pasaría. Él estaba seguro de que su hijo volvería algún día, más prospero o derrotado. Pero este hombre no se quitó la vida con angustias y temores. Seguramente descanso en el Señor. Y Él le devolvió a su hijo, renovado, humilde y agradecido por el perdón recibido. Y era tanta su fe, que cuando su hijo volvió, tenía listo un becerro gordo para festejar.

Puntos a recordar:

  • Tu confianza siempre en Dios.
  • El divorcio no anula, ante Dios, un matrimonio.
  • Tu integridad deberá ser irreprochable.
  • No manchar con tus palabras la integridad de tu cónyuge.
  • Crecer espiritualmente y buscar la presencia del Señor, constantemente.
  • Prepara el becerro para festejar.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera  se define como un sobreviviente del adulterio, él escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En Pos de Dios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

 

 

Orando Mientras Adoramos a Dios

Adorador de Dios

La Mejor Adoración a Dios

Dios desea que vivamos orando. Orar mientras adoramos a Dios es básicamente lo que nosotros tenemos que aprender a hacer.  De otra forma andaríamos como perdidos, estaríamos divagando entre lo justo y lo injusto. Viviríamos presos de situaciones como por ejemplo, en el matrimonio: ¡que mal, mi cónyuge viviendo la vida alegre y yo aquí comiéndome el problema!

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.


2 Timoteo 3:16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¿Cómo orar?

Ora a menudo, porque la oración es un escudo al alma, un sacrificio a Dios, y un azote para Satanás.


John Bunyan

La mayoría de los salmos fueron escritos por David y en él nosotros encontramos un hombre conforme al corazón de Dios. Entonces ¿Cómo orar? ¿Cómo no caer en un error al orar? Vamos a leer entonces el salmo 25 y vamos a coger de David un poco de su experiencia. De la forma que él se relacionaba con Dios. Y en el salmo 25, que es un salmo donde David implora dirección, perdón, y protección.

Salmo 25

 A ti, oh Jehová, levantaré mi alma. Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado, no se alegren de mí mis enemigos. Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; serán avergonzados los que se rebelan sin causa. Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad, y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día.

Acuérdate Señor

Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, que son perpetúas. De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; conforme a tu misericordia acuérdate de mí, por tu bondad, oh Jehová. Bueno y recto es Jehová; por tanto, él enseñará a los pecadores el camino. Encaminará a los humildes por el juicio, y enseñará a los mansos su carrera. Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, para los que guardan su pacto y sus testimonios. Por amor de tu nombre, oh Jehová, perdonarás también mi pecado, que es grande. ¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger. Gozará él de bienestar, y su descendencia heredará la tierra.

La comunión con los que le temen

La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto. Mis ojos están siempre hacia Jehová, porque él sacará mis pies de la red. Mírame, y ten misericordia de mí. Porque estoy solo y afligido. Las angustias de mi corazón se han aumentado; sácame de mis congojas. Mira mi aflicción y mi trabajo, y perdona todos mis pecados. Mira mis enemigos, cómo se han multiplicado, y con odio violento me aborrecen. Guarda mi alma, y líbrame; no sea yo avergonzado, porque en ti confié. Integridad y rectitud me guarden, porque en ti he esperado. Redime, oh Dios, a Israel de todas sus angustias.

Necesidad de instrucción

Las preguntas a mi correo han girado en torno a  ¿Cómo debo de orar? ¿Cómo debo relacionarme con Dios? ¿Qué debo de hacer en ese momento que mi cónyuge esta con otra persona? Hay muchos cuestionamientos, incluso hay algunas personas por allí que están hablando que ya no saben qué hacer, porque su cónyuge les dice que no quiere nada con ellos. Su cónyuge les dice que se olviden de una restauración. Su cónyuge habla de un amor muerto.

Orar es sembrar la semilla de las promesas de Dios para mi vida, es darle esperanzas a mi vida. Clic para tuitear

La idea de traer el concepto de los salmos es porque regularmente nosotros estamos girando en torno a una persona, y nosotros debemos girar en torno a lo que es Dios y su esencia. Estar pendiente de lo que el cónyuge dice o hace, nos hace perder el tiempo, caemos en la red, perdemos el norte. Pasamos como un novato en todos los sentidos de la palabra, dando pasos en falso, dando palos al aire.

Sembremos esperanza en nuestro corazón

Recuerdo que en los momentos más duros de mi proceso de restauración personal, mi jardín se llenó de maleza. Ese jardín es un área grande, en donde se puede jugar con los niños; es amplio. En un tiempo estaba lleno de césped y sus paredes estaban llenas de enredaderas verdes, era un ambiente muy lindo. De pronto la hiedra se murió, la hierba mala creció, y he de decirles que llego a tal extremo que mis perros se perdían, era como una selva.

Mis pensamientos eran día y noche lo mismo: ¿Por qué me dejó? ¿Por qué se fue? Y esos pensamientos no dejaban que creciera espiritualmente, no dejaban que fuera creativo como lo es nuestro Padre. Y si tú dejas de ser creativo, tú te estancas, hasta el trabajo pierdes, la fortuna que puedes tener la pierdes. Lo más triste es que nosotros con esta actitud nos secamos espiritualmente.

Cuida lo que piensas

De pronto, de nosotros empieza a nacer espinos y hierba mala. De pronto mi jardín, que tenía rosas lindas, que me hacían anhelar a mi ídolo, que me hacían pensar en mi hija cuando las podaba, de pronto murieron. En su lugar nacieron unas hojas enormes y llenas de espinas. Yo me pregunto ¿En qué medida, en este momento, en tu corazón y en tu alma, está la hojarasca, la hierba mala, el monte? ¿En qué medida está invadido ese jardín que Dios puso en tu corazón?

Oremos los salmos

Entonces, hemos traído los salmos como referencia. Nuestra adoración puede ser o es la mejor oración, que podemos hacerle a Dios. La mejor oración que nosotros podemos hacerle a Dios es nuestra alabanza. Como vimos en un principio, los salmos tienen que ver con tañer, tocar cuerdas. Vemos que David, por ejemplo tocaba la lira o el arpa, y entonces se asocia. David regularmente entraba en procesos, en largos tiempos de adoración y alabanza, y allí vemos que los enemigos de David aunque eran mayores que él,  siempre eran vencidos. Siendo un muchacho, vencía al león y al oso. Siendo un adolescente, David mató a aquel filisteo que era considerado como un gigante.

Toda esta capacidad extrema que David tenia; ese adolescente soñador, toda esa fuerza que él tenía, eran potenciados por largos tiempos de alabanza y adoración a Dios que se convertían en su oración, y el Señor le hablaba a cada momento.

Busquemos tiempo con el Señor

En el libro de Samuel relata que David, al volver a Siclab, encontró que las mujeres y los niños habían sido robados. David estaba presionado porque sus hombres lo querían matar. Le culpaban que habían robado a las esposas y los hijos del campamento. Pero David, en lugar de discutir, de enfrentarlos, o argumentar cualquier justificación se esforzó por hablar con Dios. Luego de recibir de Dios la instrucción, la fortaleza, y como cuando enfrento al león, al oso, o a Goliat; él enfrento su situación y salió tras los ladrones y recuperó todo.

Entonces, es imperioso, que si voy a ponerle atención a alguien, en este momento, va a ser a Dios y no a mi cónyuge. Es preferible bloquear toda comunicación con el cónyuge en pecado, porque de pronto las cosas que vamos a ver en él, sobre todo si están en infidelidad, van a ser negativas, contrarias o destructivas.

Tu dependencia que sea a Dios

Las personas que van a estar en nuestro entorno tienen que entender que nosotros no necesitamos hablar en este momento del cónyuge. Si se ha dado la separación, sea cual sea la razón, incluso hasta una segunda boda de parte del cónyuge, lo que nosotros necesitamos hacer es depender única y exclusivamente de Dios. Cuando mi dependencia es total a Dios, mis emociones son diferentes. Cuando yo estoy poniendo todas mis esperanzas en un ídolo de carne y hueso,  mis emociones son tristes, todas de derrotas. Todas.

El corazón alegre, hermosea el rostro

Mis amistades de toda la vida, que por ejemplo, están en mi lista de conocidos en Facebook me vieron en el proceso de tristeza, me vieron con el rostro amargado, deprimido y derrotado. Hoy los comentarios son totalmente distintos, pero esto obviamente está fuertemente influenciado por Jesús. Mi dependencia, emociones, ilusiones, anhelos y sueños los gobierna Dios. He de decirles que por intermedio de la alabanza y la adoración fue como yo fui cambiando mi oración. Porque mi oración era: ¨Señor te ruego que en el nombre de Jesús traigas a mi amada a mi lado porque yo la necesito y si no me voy a morir¨, esa era mi oración.

Tu oración cambiada

Hoy mi oración es: Padre Bendito ayúdame a tener el valor para ir a donde tú quieres que yo vaya. En este momento estamos preparándonos para cosas mayores en No Más Divorcios, pero estas cosas mayores, en mis fuerzas, se ven muy lejanas. Pero si de pronto aparece alguien que está hablando de alguna situación que tiene que ver con este sueño, yo le pongo atención y digo ¿será por aquí? Pero si el Señor quiere que yo vaya a algún lado voy a ir. Eso, hoy, se han convertido en mis sueños, en mis ilusiones. Todo lo que yo quiero hacer en los años que me restan de vida, es hacer la voluntad de Dios. Y Dios jamás ha querido que tú estés llorando, sufriendo, extrañando a tu cónyuge. Por eso es que dice que no te hagas ídolos, y lo dice claro. Dime tú ¿Cuántas veces has llorado por tu Dios con la intensidad que has llorado por tu cónyuge? Dímelo tú.

Guardaos, no os olvidéis del pacto de Jehová vuestro Dios, que Él estableció con vosotros, y no os hagáis escultura o imagen de ninguna cosa que Jehová tu Dios te ha prohibido.


Deuteronomio 4:23 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Dios, tu mayor prioridad

¿Algunos de ustedes ha llorado por entrar en la presencia de Dios? ¿Con esa misma pasión con la que lloran por el cónyuge? Yo, en lo personal, nunca lloré y anhelé, así con esa necesidad, llegar a la presencia de Dios. Pero hoy, gracias a Él mismo, yo he podido llegar, alegremente, hasta donde Él está. Para adorarle y glorificar su nombre, escuchar su palabra y recibir su instrucción.

Veamos lo que dice Dios en su Palabra:

Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado, no se alegren de mí mis enemigos. Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; serán avergonzados los que se rebelan sin causa.



Salmos 25:2-3 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Aquella persona que de pronto diga: es que mi cónyuge dice que no me quiere, y entonces me voy a dar la oportunidad de ser feliz con otra persona, este es un rebelde sin causa, este es el que se está revelando en contra de Dios. ¿Por qué razón? Porque  aquel que clama a Dios es el que está obligado a obedecer a Dios. Pero si tú ya clamaste a Dios y mañana decides que las cosas no van como tú querías, y entonces ahora mejor decides regresar a Egipto, cuídate, porque las consecuencias van a ser muy duras.

David dice que confrontando las duras cuestiones de la vida, evitando el rechazo, y afirmando la dependencia pero con Dios, debe confiar en Dios antes sus angustias y sus angustiadores. Los 22 versículos dicen que el salmo se desarrolla en fragmentos donde habla de Dios como un escudo, roca, su rey, su pastor, refugio, fortaleza, vengador, creador, libertador, sanador, protector, proveedor y redentor.

Instrumentos en las manos de Dios

Si en este momento tú estás en medio de una separación matrimonial ¿Qué es lo que debes orar? Señor: hazme un instrumento tuyo, quiero ser instrumento en tus manos. Y lo inmediato es bendecir a tu familia porque hiciste un pacto. Pero no vas a poder bendecirla con un espíritu de tristeza. No vas a poder bendecir a nadie orando a Dios para que te ponga al nivel de esa persona que se fue porque ya está harto, aburrido, porque ya no tiene voluntad. Pero esa voluntad de estar nuevamente contigo va a volver cuando tu actitud sea conforme al corazón de Dios.

Vamos a los versículos 4 y 5, ellos dicen que las metáforas normales que David utilizaba para en esta oración hablan de dirección para las sendas de su vida. No sea yo avergonzado, en ti confío. No se alegren de mi mis enemigos, ciertamente ninguno de los que esperan en ti serán confundidos. David esta en todo momento pidiendo al Señor Su misericordia. David no está diciendo: devuélveme a mi esposa, tráeme a mi cónyuge. Él está pidiendo que el Señor lo guie. El Señor nos provee, en medio de esa oración sincera, de valentía.

Valientes y esforzados

Valentía, para ser esforzados, valentía para soportar el largo camino, como dice el Nuevo Testamento: breves tribulaciones. Porque nosotros somos más fuertes que esas tribulaciones, pero solo si lo creemos. Entonces el versículo 7 dice: «de los pecados de mi juventud y de mis rebeliones no te acuerdes, conforme a tu misericordia acuérdate de mí con tu bondad oh Jehová». Estas rebeliones, estos pecados, son los que nos van atrasando, son los que van provocando que nosotros sigamos pensando, actuando y proyectándonos de manera pecaminosa. Por eso es que David insiste: «perdona, de eso no te acuerdes tu señor». Él se olvida de todas esas situaciones.

Es necesario entonces que nuestra vida en santidad sea constante, sea efectiva. Lo del versículo 7 no significa una preocupación acerca de que Dios se olvida de algo, como muchos decimos: ¡es que yo creo que Dios ya se olvidó de mí!; ¡es que yo creo que Dios no me escucha! !Claro! Si el que tiene que escucharlo eres tú.

Dios siempre nos recuerda

Entonces el Señor sí se acuerda de nosotros. El Señor quiere darnos instrucción. Métete en tiempos de adoración con Dios. Métete con Él, pero escucha lo que Él te quiere decir. Cuando Dios me hablo a mí, lo que me dijo no fue nada alentador, porque yo estaba empecinado en una necedad, y en un pecado. Pero me dio instrucción y cuando yo escuche la instrucción de sus labios, dentro de mí, tome esa orden, y la lleve a la acción. Mi vida cambio dramáticamente. Hoy día, aquella mujer que me despreciaba con todas las fuerzas de su alma, me honra y me respeta. Claro ella representa pecado para mi vida, y no puedo más que recibir su honra y su respeto, igualmente yo lo doy, pero hasta allí.

Dios si te escucha. Quizás haces mucho ruido y tú no escuchas

El Señor si nos oye. Jehová se recuerda de nosotros. El Señor está pendiente de nosotros. Pero Él quiere que nosotros pongamos en práctica lo que dice en su Palabra. Entonces cuando nosotros vamos a la oración, dejemos de estar pidiendo para nuestros placeres y deleites. No oren por tener a un cónyuge a nuestro lado. Mejor pidamos instrucción para que Él nos de fortaleza para cumplir con los propósitos que Él tiene para nuestras vidas. Y cuando nosotros estamos alineados con Dios, cumpliendo los propósitos de Dios para nuestras vidas, Él se encargara de nuestras situaciones personales.

Entonces, por intermedio de la oración, que nosotros podemos hacer en la adoración,  estamos llamando ese pacto que Dios hizo con nosotros desde hace mucho tiempo, desde los tiempos de Abraham, acerca de sus promesas y provisiones. Esos pactos de gracia que Él hizo con todo su pueblo, y que está escrito en la Biblia; todo lo cual dice, se fundamenta en que son conforme a su misericordia por amor de a su nombre.

El camino a la madurez espiritual

Un discípulo en el camino de la madurez, desarrolla una creciente sensibilidad respecto a su pecado, a los pecados que comete de forma  consciente e inconsciente, esto dice, lo hace apropiarse de una manera más consecuente de las promesas de la gracia perdonadora de nuestro señor. Vean ustedes lo que dice el versículo 18:

Mira mi aflicción y mi trabajo y perdona todos mis pecados.


Salmo 25:18

David está concentrado, enfocado en trabajar para el reino, ahora si, concentrado en obedecer a Dios, quien mira o considera entonces esos pecados y perdona.

La comunión íntima con nuestro Dios, puede traducirse como una forma intensa de recibir su consejo constantemente. No de vez en cuando, no si esta de buenas. Vamos a hacer una dinámica desde este medio. Me gustaría que recitáramos y escribiéramos, en los comentarios de este blog, 10 rápidas y ardientes suplicas pidiendo alivio y aliento que se encuentran en el corazón de los versículos del 16 al 21:

Mírame señor y ten misericordia de mí, porque estoy solo y afligido, las angustias de mi corazón se han aumentado, sácame de mis tristezas, mira mi aflicción y mi trabajo, perdona todos mis pecados, mira mis enemigos como se han multiplicado, y con odio violento me aborrecen. Guarda mi alma señor y líbrame, no sea yo avergonzado porque en ti he confiado. Integridad y rectitud me guarden, porque en ti he esperado.


Salmo 25:16-21

Pidamos ayuda a Dios en nuestra adoración

Noten que David está pidiendo ayuda, está pidiendo la misericordia de Dios, está pidiendo su protección y su respaldo, pero dice el que integridad y rectitud le guardan, porque en Él continúa esperando. De pronto comenzamos a recibir muchas llamadas, muchos mensajes privados y correos con la misma situación de desespero: ¿Qué puedo hacer? Él dice que me odia, ella dice que se va a buscar otro, ella dice que es feliz con el otro.  Nosotros tenemos que estar enfocados en que toda nuestra adoración tiene que ser única y exclusivamente para Dios cumpliendo con Dios no pensando en otra relación, no pensando en que: yo estoy joven tengo derecho a rehacer mi vida. ¡No! No porque, repito, el Señor no está interesado en tu felicidad, está más interesado en tu obediencia.

Es a través de tu obediencia que Él te va a dar una felicidad que jamás encontrarías por tus propios medios. Entonces, olvídate de buscar tu propia felicidad, busca ser obediente, y si tú eres obediente vas a tener felicidad.

Experimentando el gozo del Señor

Yo recuerdo que hace 20 años, jamás experimenté la felicidad que hoy experimento. Podía estar con todas las mujeres que yo quisiera, ganaba abundantes cantidades de dinero, pero yo recuerdo que no era feliz, que no tenía paz. Recuerdo que mis días terminaban y no había satisfacción, no había tranquilidad, no había paz. De hecho, mis recursos pudieron ser multiplicados, si yo me hubiera dado la oportunidad de confiar en alguien. Obviamente, como yo andaba en tinieblas no podía confiar en nadie. Era como aquel ladrón que esconde lo que roba en sus manos y por estar escondiéndolo no podía actuar con libertad. No puede levantar las manos al cielo porque las manos las tiene ocupadas con lo que robo. Quiero citar el primer salmo.

Salmo 1

Bienaventurado el varón que non anduvo en consejos de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado, si no que en la ley de Jehová esta su delicia y en su ley medita de día y de noche, será como un árbol plantado junto a corrientes de agua que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae, y todo lo que hace prosperará.  No así los malos que son como el tamo que arrebata el viento por tanto no se levantaran los malos en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos, porque Jehová conoce el camino de los justos, más la senda de los malos perecerá.


Salmo 1:1-6

Dando honra al Padre

Orar adorando nos permite entender lo que es darle honra al Padre. Por ese intermedio es que nos volvemos más perceptivos. Ahora, en tu tiempo de oración ve y escucha, porque a veces creemos que Dios no nos escucha, porque nosotros estamos hablando y hablando. Porque no enfocamos en repetir: ¡Quiero a mi ídolo! ¡Quiero a mi ídolo! ¡Quiero a mi ídolo! Y esa voz constante y necia no nos deja escucha los que Dios nos está diciendo. Él es amoroso, no impositivo, siempre consejero, son nuestros gritos lo que no nos permite escuchar la dirección del Padre.

Es triste ver que afuera hay muchas personas que están sufriendo. Sufren por vivir sendas idolatrías, y todavía algunos que van a morir sin saber que están padeciendo idolatría. Entonces, yo amo a mi amada y sé que tengo un compromiso con ella. Yo sé que obedeciendo a Dios en todo lo que Él me pide, Él me dará los medios, la gracia, para conquistar su corazón. Solo tengo que cumplir con Sus ordenes.

Luchando en nuestras fuerzas

Vamos entonces a entender que nuestra actitud santa no es actitud tonta. Siempre va a existir quien se preste para llamarnos y decir: mire mí amigo, yo lo llamo sin ningún interés, pero mire usted su esposa anda con fulano de tal. Estas son todas las armas que tiene el enemigo, descalificar, mentir, o quizás tal vez si es cierto, pero el Señor te dice a ti.

Integridad y rectitud me guarden

El giro del individuo a la comunidad no es realmente sorprendente por cuanto el bienestar del pueblo está vinculado con el del individuo bajo el pacto de Dios que lo cumple. Entonces tú que estas en un pacto matrimonial, vas a afectar de manera positiva el ánimo del corazón de tu cónyuge, el alma de tus hijos, porque tú si estas enfocado dentro de tu pacto. Tal vez tu cónyuge no lo está en este momento. Pero tú si lo estas y el Señor por intermedio tuyo va a bendecir a tu cónyuge.

Que tu oración se efectiva

Entonces mis amados sea este articulo una guía, en donde hemos hablado un poco de  la oración. Yo espero que de ahora en adelante ores leyendo los salmos, y apliques en ellos tal fervor, tal pasión al recitarlos, al orarlos y que estos se conviertan en una oración efectiva a tu Señor.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!
RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
 
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.