Archivar en septiembre 2017

La Restauración Matrimonial Puede Tardar

La Restauración Matrimonial Puede Tardar

 Aunque sea larga la espera

En No Más Divorcios, sabemos que la restauración matrimonial puede tardar. Y cuando hablamos de restauración matrimonial, es diferente hablarlo con hombres que con mujeres. Regularmente a los hombres no les digo mucho. Los hombres somos más directos. Pero el dolor también nos hace dudar. Olvidamos lo  que Dios espera que hagamos. Entonces, de primera les digo: provee para tu hogar, respeta a tu esposa,  y se fiel. Ese es mi consejo inicial. Algunos lo cogen de primera y se van a iniciar un proceso exitoso. Otros escogen el camino largo por falta de fe.

Con las mujeres se vuelve largo. Esto casi es una constante.  Sin embargo también los hombres vuelven al temor y son presa de él. Vez tras vez preguntan lo mismo,  y con desespero. Una cosa interesante es que esto está dándose dentro del seno de la iglesia. También están llegando muchos inconversos, buscando que Dios le resuelva sus problemas. Y si, si se puede, se puede  con mucha obediencia. La obediencia es fundamental. Vamos a ver a Jesús obrando. Veremos que el Señor no miente, que es claro, que es fiel.

Si no obedeces, no tendras bendición de Dios

En el ejército reza un refrán muy interesante que dicen: solamente quién sabe obedecer, podrá dar órdenes. Entonces todo hombre debe entender: que es un líder. Se supone que encabeza la familia,  que la lidera. Pero si no sabe obedecer a Dios no podrá pretender que nadie le obedezca y siga. Esto es importante: todos los liderazgos van a ser influenciados por ciertas normas, y en No Más Divorcios tenemos como principal herramienta la Biblia.

Dios decreta tu Restauración Matrimonial

Ahora, Jericó estaba cerrada, bien cerrada, a causa de los hijos de Israel; nadie entraba ni salía. Mas Jehová dijo a Josué: Mira, yo he entregado en tu mano a Jericó. Josué 6:1-2 

 

Aquella ciudad tenía doble muro. El muro externo era casi de dos metros de espesor. El muro interno de cuatro metros de espesor. Las casas estaban pegadas al muro interno,  volviendo esto más fuerte.  Agreguemos que Jericó estaba en un monte. Colocada de manera que ponía en desventaja al pueblo de Israel. Abajo, los israelitas eran blanco fácil de la gente que estaba dentro de Jericó.

Lo que regularmente hacían los estrategas militares, en esas incursiones, era que se apostaban alrededor de la ciudad durante meses. Provocando con esto que tuvieron que abrir  las puertas de la ciudad y buscar abastecerse de alimento y agua.

Estas medidas se daban cuando el pueblo, dentro de la ciudad, ya estaba débil, por la escasez. Cuando aquel pueblo decidía abrir sus puertas era porque ya no soportaban. En ese momento entraba el invasor con toda su fuerza,  con toda su artillería y destruía todo a su pasó.

Nunca pierdas la comunión con Dios

En el libro de Josué vemos que el Señor no los apostó por meses ahí. Fueron siete días y ellos hicieron exactamente lo que Dios les pidió.  Nosotros hemos planteado que el templo de Dios es nuestra relación con Él. También se ha dicho que los muros representan a nuestras familias. Pero resulta que Satanás le dice a los que se casan con divorciados,  a los que están cayendo en adulterio: -tú puedes hacer de esta nueva relación un muro más fuerte. Incluso -tú puedes hacer un muro  poderoso y en el nombre de Dios. Sí tú presentas, en el templo de Dios y en sagrado matrimonio una relación así,  hay engaño.  Es posible que veas muros muy fuertes, sólidos, como el de Jericó. Los que estarán ofreciendo una resistencia bastante fuerte. Pero ¿Qué le sucedió a Jericó por no estar dentro de la voluntad de Dios?

No pierdas el tiempo contando tus dolores

Cuando somos traicionados o abandonados por el cónyuge, nos damos a la tarea de juzgarle y relatamos a todo el mundo lo sucedido. El Señor te está diciendo que calles. Y el Señor también te dice en el libro de Josué,  que pongas los pies sobre la tierra. Es necesario que trabajes, que te esfuerces, hazlo todo con excelencia,  genera riqueza. Y por generar riquezas, no estamos hablando de pretender hacerse millonario. No estamos hablando de una doctrina de la prosperidad. Estamos hablando de que con tus capacidades, con tus dones, tú te pongas a hacer lo que tienes que hacer. Trabaja fuerte, respeta la distancia que tu cónyuge pone. La mujer se aparta para sanar de las heridas que le ocasiona el hombre en el que ella debería de confiar.

Otro punto importante es ser fiel, eso dice el Señor. Dentro de ese concepto tienes que entender que cualquier contacto con otra persona,  es anatema. Muchos hombres están levantando las manos al cielo, orando por sus matrimonios heridos, pero no dejan de frecuentar prostíbulos, ven pornógrafa, visitan amigas, no dejan de coquetear,  no dejan de tener ciertas cosas que van a ser trampas.

Recuerden, esta forma de guardarse también va a ocasionar que, como varones, tengan sed de su esposa,  una sed sana, llena del más puro amor. El hombre que obtiene satisfacción sexual ilícita, pierde el interés en su matrimonio. Por eso es que el Señor demanda, con firmeza,  santidad. Es decir, no tocar nada de lo que esta prohibido. Como lo que había en Jericó, por que es anatema.

El hombre que obtiene satisfacción sexual ilícita, pierde el interés en su matrimonio. Por eso es que el Señor demanda, con firmeza, santidad. Es decir, no tocar nada de lo que esta prohibido. Como lo que había en Jericó, por que… Clic para tuitear

No tocar el anatema, no tocar lo prohibido

Anatema es algo que moralmente está prohibido,  es algo que el Señor ha condenado a desaparecer,  a morir,  a ser exterminado.

Entonces noten ustedes como Él es muy claro y dice: no tocar nada de lo que está ahí,  no abrir la boca. Si,  en total silencio. Rodeando Jericó es trabajando en torno a tu familia. Es estar con ellos, constante,  siempre firme,  y no vacilar.  No dudar porque hay un pacto.  Entonces veamos nuevamente:

Pero vosotros guardaos del anatema;  ni toquéis,  ni toméis alguna cosa del anatema,  no sea que hagáis anatema el campamento de Israel,  y lo turbéis. Josué 6:18

Está claro ¿verdad?  Si de pronto tú empiezas a tener alguna relación con otra mujer, vas a confundir tus pensamientos. Te sentirás sedado,  embotado y perderás el interés por tu familia. Te podrías incluso enamorar y de pronto caer. Todo por estar tocando el anatema. Podrías caer en tu intención de bendecir a tu familia. Entonces estarías turbando y confundiendo a tu esposa. Estarías confundiendo el plan de Dios. Nada que ver con ser un verdadero hombre y sobre todo: un hombre de Dios.

Cuando los muros caigan

Cuando los muros fueron derrumbados,  el pueblo subió a la ciudad. Cada uno avanzo derecho, es decir, sin equivocarse.  Es interesante como lo confirma: el pueblo subió a la ciudad, esto era como les había dicho.  La orden había sido dada. Los israelitas obedecieron, ellos cumplieron con su parte. El Señor entregó en sus manos al enemigo, los muros cayeron. Yo sé que muchos de ustedes han visto en repetidas oportunidades,  relaciones de adulterio llevadas al matrimonio y luego ser destruidas. Esto porque el cónyuge se limitó,  se cayó la boca,  no anduvo hablando con uno y con otro, de manera de regar la información. Yo siempre aconsejo: no ventilen su situación matrimonial con nadie más,  escojan un mentor, una persona que ya haya pasado por este proceso de la mano del Señor y que los vaya guiando.

Tú cambiaras el curso de la historia

Más Josué dijo a los dos hombres que habían reconocido la tierra: Entrad en casa de la mujer ramera, y haced salir de allí a la mujer y a todo lo que fuere suyo, como lo jurasteis. Y los espías entraron y sacaron a Rahab, a su padre, a su madre, a sus hermanos y todo lo que era suyo; y también sacaron a toda su parentela, y los pusieron fuera del campamento de Israel. Josué 6:22-23

Cosas que hay que resaltar:  Rahab,  la ramera,  se encuentra en la línea genealógica de Jesús, recordemos aquellas palabras de la Biblia que dicen:

Antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar á los sabios; y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte: y lo vil del mundo y lo menos preciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: para que ninguna carne se jacte en su presencia. 1 Corintios 1:27-29 Reina-Valera Antigua (RVA)

Tú fuiste perdonado, tu cónyuge también puede serlo

También cabe destacar que aunque era vil y despreciable, aunque ella fue prostituta, fue un instrumento de el Señor para salvar esta incursión.  El día de mañana tú podrás decir como yo lo hago hoy: Yo fui una figura de ramera,  yo fui un adúltero, fui sacudido fuertemente,  atacado por esto. Las consecuencias de mi adulterio fueron dolorosas. En este momento puedo darte una palabra de ánimo,  puede darte una palabra de guía,  puedo decirte qué partes de la Biblia leí, que me dieron coraje y fuerza.

Entonces, yo, vil y despreciable, puedo ser útil en las manos del Señor,  toda vez que me arrepienta. Si el Señor me dice que camine siete veces,  caminaré. Si me dice sumérgete siete veces en el agua sucia,  lo haré. Y si dijera que avance sobre el agua, lo haré.  Esto es algo que tienes que entender, así es cómo opera el Señor,  Él quiere tu total obediencia.  A veces ordena cosas que parecen que no tienen sentido, y siempre que nosotros cumplimos con eso, Él nos da la victoria.

Dios repetirá la lección cuantas veces sea necesario

Y en aquel tiempo Josué les juramentó diciendo: Maldito delante de Jehová el hombre que se levantare y reedificare esta ciudad de Jericó. En su primogénito eche sus cimientos, y en su menor asiente sus puertas. Josué 6:26 Reina-Valera Antigua (RVA)

 Esto es algo poderoso. Por eso es que es importante que ustedes lean la Palabra.  La gente sólo quiere las bendiciones pero no obedece.  Ayunar y orar es una forma de rodear Jericó a pie,  una vez, por siete días seguidos,  y también es rodear Jericó siete veces en un día,  y gritar cuando el Señor lo ordene. Pero muchos se han apagado. Si tú estás en esa condición y quieres ir al ayuno,  debes saber que eso no es un rito. Ayunar y orar es una forma de presentarnos ante Dios,  sometiendo nuestra carne,  y en oración pidiendo la instrucción para saber qué es lo que vamos a hacer. El Señor va a actuar en nuestras vidas,  va a enviar la instrucción,  va a enviar la bendición,  pero no te quedes estancado.

En medio de mi adulterio me levanté dos veces,  para intentar reconstruir aquella  relación que representaba el muro de Jericó,  que no era agradable a Dios. Un muro que Dios tenía destinado para ser destruido. Obviamente para bien de mis hijos. Para mí tiene mucho valor Josué 6:26. Es increíblemente poderoso en mi vida.

El adulterio es maldición

Dios colocó una maldición en cualquier persona que intentara reconstruir Jericó. Mientras que el área alrededor de ella fue ocupada más tarde en el reinado de Acab.  Acab, experimento la maldición al perder a sus dos hijos.  Esto lo lee uno, en medio de un proceso de restauración,  y de pronto no lo entiende,  de pronto no se ve la promesa. Muchos siguen buscando a la esposa en los textos. Buscan en donde poder señalar el pecado de ella,  para poder victimizarse. Cuando la idolatría está haciendo presa de nosotros tendemos a vicitmizarnos. Es como rendirnos a ella. Pero la Palabra lo que te trae es profecía de restauración.

Estar en  actitud lastimera, nos hace perder el norte,  nos hace dejar de actuar, nos estancamos y nos paraliza.

Tu pacto no esta muerto

Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella. Juan 11:4

Jesús te ama,  y quizás tú estés sintiendo que mueres. Él va a estar contigo por intenso,  por duro que se vea todo. Esto se entiende cuando Jesús dijo que esa enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios,  para que el hijo de Dios sea glorificado por ella.

 Cuando nosotros ya pasamos por esas circunstancias, cuando hemos vencido, nos quedamos dando gloria y honra a Dios.  Yo te digo en este momento y cógelo por favor: Esto no es para muerte, confía en Dios. Si tú obedeces, esto va a ser para la gloria y honra del nombre de Jesús. Porque vas a vencer en su nombre,  y esto tiene poder, definitivamente.

Tu fe debe decirte que cuando Dios quiera, será

Y amaba Jesús á Marta, y á su hermana, y á Lázaro. Como oyó pues que estaba enfermo, quedóse aún dos días en aquel lugar donde estaba. Juan 11:5-6 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

En este momento tú tienes tu vida en total caos,  y Jesús te está llamando. No quieres que Él entré por el desorden que tienes dentro. Quizás este desorden que estás pasando en este momento sea la razón que Jesús está usando para para llegar a buscarte. Para que te arrepientas y vuelvas tu rostro a Él.  Quizás tú en este momento, que no conoces de Dios,  pero estás pasando por un problema de restauración matrimonial, necesites entender que este es el momento para que lo conozcas.

O quizás para ti que ya le conoces,  para ti qué vas a la iglesia,  que diste tu paso de fe,  que hiciste la oración de fe,  que ya eres bautizado.

Dijeron entonces sus discípulos: Señor, si duerme, salvo estará. Mas esto decía Jesús de la muerte de él: y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño. Entonces, pues, Jesús les dijo claramente: Lázaro es muerto; y huélgome por vosotros, que yo no haya estado allí, para que creáis: mas vamos á él. Juan 11:12-15 Reina-Valera Antigua (RVA)

Tu matrimonio quizás murió para que veas como Jesús lo restaura

Tu matrimonio no está terminado,  pero es necesario que tu adoración sea toda para Dios,  no para tu cónyuge en pecado.  Puede que se le vea exitosa, triunfante, hasta podría hacerse cirugía estética, para verse hermosa. Derrochando dinero en autos, perfumes y ropa para que se vean muy bien. Pero en realidad con este tipo de personas van a ser sacudidas como a trigo para botar todo lo que es malo,  todo lo que no sirven. Allí quedará tirado el orgullo y la vanidad.

Debes tener un corazón dispuesto

Dijo entonces Tomás, llamado Dídimo, a sus condiscípulos: Vamos también nosotros, para que muramos con él. Juan 11:16  

Las palabras de Tomás reflejan devoción leal y al mismo tiempo pesimismo,  pues el hecho de que quizás todos morirían, confirma que están dispuestos a seguir a Jesús hasta la muerte. Sus temores no eran infundados, en vista de la hostilidad amarga que había contra Jesús en aquel lugar. Y si el Señor no les hubiera protegido en el huerto, ellos también habrían sido arrastrados y ejecutados por la turba en aquel entonces.

Jesús es nuestro ejemplo de obediencia

Vino pues Jesús, y halló que había ya cuatro días que estaba en el sepulcro. Juan 11:17 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

Jesús es la instrucción,  Jesús es el ejemplo. El que cree en Él, aunque su matrimonio esté destruido por un divorcio y un nuevo matrimonio, lo salvará. Un día el Señor lo dijo: traeré a la cautividad, por lejos que este, y los llevaré al lugar a donde pertenecen.

Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Dícele: Sí Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo. Juan 11:26-27 Reina-Valera Antigua (RVA)

 Tú amas a tu cónyuge, le has amado todo este tiempo. Sin embargo no has podido hacer nada con tu llanto. Tampoco pudiste hacer nada con tu forma de amor. Te dedicaste hacer cosas que no debías, fuiste muy agrio y muy pesado. Ella es una flor delicada que necesitaba tu cuidado,  tu cariño,  tu ternura, y no le diste lo que ella necesitaba.

Vamos,  ya no puedes hacer nada. Lo que se puede hacer es mostrar una actitud obediente a Dios. Una actitud en donde tú vas a ser totalmente diferente a todo lo que esté en su entorno,  porque tú tienes un compromiso.  Tú no vas a actuar porque está muy bonita,  porque tiene un cuerpo fabuloso. Tú vas a cumplir porque hiciste un pacto con ella,  y pues ella es la única mujer por la que tienes que ir a luchar. No tienes que andar haciendo muros en otro lado, porque ya viste que allá en Josué 6,  el Señor por intermedio de la boca de Josué lanza una maldición contra el que quiera levantar los muros de Jericó (adulterio).

Provee, respeta y se fiel

Y Jesús, conmoviéndose otra vez en sí mismo, vino al sepulcro. Era una cueva, la cual tenía una piedra encima. Dice Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que se había muerto, le dice: Señor, hiede ya, que es de cuatro días. Juan 11:38-39 Reina-Valera Antigua (RVA)

Jesús le está dando una orden a esos espíritus de engaño y adulterio. Le esta ordenando a esa persona con quién está tu cónyuge. Es una orden constante, un tormento que está en la cabeza de aquella persona que tiene cautiva a tu esposa.  ¿Qué es lo que tú tienes que hacer? ¿Dudar como Martha? o ¿creer?

Mensaje profético para ti en la Biblia

Entonces, tanto Juan como Josué están dando un mensaje bien claro. Varones valientes y esforzados. Sin obediencia no habrá bendición, y la obediencia es el resultado de que yo, en mi corazón, tengo fe.  Yo creo en Jesús,  yo creo en lo que Dios ha prometido. Entonces voy a hacer así, al pie de la letra. Caminaré una vez, todos los días, alrededor de mi familia y bendiciendo. Esto quiere decir, cuidando a tus hijos,  cuidando la provisión. Entendiendo que respetar, no es vigilar,  es rodear el muro. Quiere decir que vamos a estar cuidando de aquella persona, aunque no esté con nosotros. Estoy seguro que ese falso muro caerá. El muro que el enemigo ha tendido, con lo que pretende disfrazar de matrimonio el adulterio, será destruido.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. En cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.