Archivar en julio 2017

Perdón de Dios fue suficiente

adulterio

Señor, Tu perdón me liberó

 

Cada día doy gracias a Dios por el perdón que otorga de forma incondicional. Una vida marcada por el divorcio de mis padres, las frustraciones de mi madre, los romances de mi padre, fueron una marca profunda y un detonante para muchos errores en mi vida.

Mi vida sentimental fue marcada por el desorden. En un entorno machista, no podía ser diferente. Aunque conocí de Dios a temprana edad, me aparte por algún tiempo y con eso fue suficiente para cometer muchos errores. Errores que hoy me hacen pensar: que extraña forma de conocer a Dios. Lo bueno es que lo conocí para que me recibiera y para siempre.

Apartarme de Dios fue mala decisión. Aunque tenia una vaga idea sobre lo que es el bien y el mal, necesitaba visión y entendimiento y alejándome de Dios me alejaba también de su gracia.

Porque quizá para esto se apartó de ti por algún tiempo, para que le recibieses para siempre; no ya como esclavo, sino como más que esclavo, como hermano amado, mayormente para mí, pero cuánto más para ti, tanto en la carne como en el Señor. Filemón 15-16 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Pasos en falso

 

Luego de alejarme de la iglesia y con 18 años de edad, conocí a una señorita que me resultaba interesante e iniciamos una relación de noviazgo. Ella era más joven que yo, pero muy inteligente y poseía una belleza especial. Lastimosamente no supe respetarle y aunque intente evitar la intimidad sexual, rebasamos ese límite. Hoy día comprendo lo que Salomón dijo en Cantares respecto al amor y no despertarlo antes de tiempo. Palabras y consejos que son efectivos tanto para mujeres como para hombres.

Yo os conjuro, oh doncellas de Jerusalén, por los corzos y por las ciervas del campo, que no despertéis ni hagáis velar al amor, hasta que quiera. Cantares 2:7 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Conjuro, aquí, trata sobre: impedir, evitar, alejar un daño o peligro. Ese conjuro es el que muchos necesitamos desde jóvenes. Yo desperté al amor, desperté algo que es solo para el matrimonio. Claro que fluyó el amor, pero dados los primeros pasos en falso, vinieron muchos sin sabores. La idolatría es quizás el segundo paso en falso que dan los jóvenes, como consecuencia de no respetarse sexualmente en el noviazgo. Sienten amar excesivamente a una persona, a tal punto que se mueren si no están con ella. La instrucción de la Palabra se hace tan necesaria para caminar sin tropiezo.

 

Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos; entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días. Deuteronomio 22:28-29 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Los mandamientos son normas de vida

 

La cita anterior devela como espera Dios que actuemos, primeramente de forma obediente y por ende de forma preventiva y luego cómo desea que responda el que no es obediente y transgrede sus mandatos.

Mi relación con aquella señorita se fracturo severamente, no supe darle la seguridad que ella necesitaba y la honra que era mi obligación. La carencia de visión, por no conocer a Dios, se ensaño con nosotros dos. Hoy comprendo que yo debí resarcir por la honra robada y casarme o esperar que ella estuviera lista para aceptarme en matrimonio.

Al separar nuestros caminos, sintiendo mutuo y fuerte sentimiento, cada quien cometió sus propios errores. Por mi parte me involucre con una mujer que ya venia de una relación de convivencia. De igual forma pasamos a la intimidad sexual, sin ningún tipo de conciencia. Es increíble lo irresponsables que los varones podemos ser, sin Dios, en nuestras vidas. Hacemos las cosas  como algo que vemos todos los días, y como es lo normal, en el mundo, repetimos el patrón vez tras vez.

Tras cinco años de matrimonio y dos hijos varones, a los que quería darles un hogar seguro, cosa que nunca hice, pues mi corazón siempre estuvo allá, lejano, viviendo en el pasado. Ese fue el motivo de mi infelicidad. Fue entonces cuando caí en adulterio. Conocí a una mujer que igualmente venia de tener un niño de un hombre casado.

Dios no castiga, Él capacita

 

Me reconcilie con  Dios de la mano de mi amante (segunda relación en desorden). Esta reconciliación con Dios y un pobre estudio de la Palabra, me hizo confundirlo todo y volvió esta nueva relación algo engañoso y confuso. El Señor ya me tenia en la mira.

Al visitar por primera vez la iglesia juntos, todas las personas decían -¡Gloria a Dios! -¡El Señor respondió las oraciones! De esta manera es como muchas veces la iglesia se vuelve cómplice de culpables de adulterio. Pero Dios es incorruptible y Él no teme llamar pecado al pecado.

 

«Y respondió Hageo y dijo: Así es este pueblo, y esta gente, delante de mí, dice Jehová;  asimismo toda obra de sus manos;  todo lo que aquí ofrecen es inmundo». Hageo 2:14 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

La Palabra nunca vuelve vacía

 

Lo primero que aprendí en la iglesia fue el tema contentamiento y a buscar la presencia de Dios. Por tal motivo me vi involucrado en un ministerio para servir dentro de la iglesia. Al momento de servir, de lleno, alguien toco el tema «orden». Preguntaron si había alguien que no estuviera casado con su conviviente. El primer problema surgió y exprese cual era mi situación.

Por años mi amante había sometido a oración nuestra unión (ya teníamos una hija). Pero siempre omitió mi estado civil y también desconocía mi compromiso previo. Por lo tanto, al quedar al descubierto, fue motivo de vergüenza para ambos.

Pronto se dieron los comentarios como: -Que se divorcie él para honrar en matrimonio a la mujer con la que llego a la iglesia, -Eso no lo deberían de permitir en esta iglesia, -Si ellos se casan en esta iglesia mi familia y yo nos largamos a otra iglesia, -Ese matrimonio no está limpio a los ojos de Dios. etc.

Junto con la vergüenza vino la escasez y una pésima temporada en los asuntos financieros. Ella me pedía que diezmara más. Lo hice, pero yo me sentía como Caín, más que ofrendando sentía que estaba intentando sobornar a Dios.

Intenté ser el mejor esposo del mundo con mi amante. Pero la vergüenza de su secreto descubierto y la escasez fueron minando «el amor que muchas veces me juró». Un día vino lo que para mi fue como sepultar mi vida. Descubrí un  romance de la mujer que literalmente yo «adoraba» con un hombre soltero y más joven que yo.

La paga del pecado es muerte, muerte espiritual

 

El pecado que nuestra relación representaba, sumado a mi estado de celos, la ofensa recibida, mi situación financiera y mi autoestima destruida, volvieron de mí un muerto. La paga del pecado es muerte. Muchos, como me sucedió a mi, no creen eso, porque no creen que sea literal, pero yo, espiritualmente, morí.

Superamos esa etapa, pero solo era cuestión de tiempo. Las uniones de hecho y matrimonios, que nacen como consecuencia de un adulterio, nacen condenados a morir, pues son la unión de dos egoístas. Mi amante se marchó y nos dejó a nuestra hija y a mi. Juntos, lloramos su ausencia. A los dos años de su partida se presentó y se llevó a la criatura, un infante, y nos separó. Más dolor llegaba, parecía que nunca terminaría mi agonía.

El perdón llego y venia con profecía

 

En ese tiempo yo me aferraba a mi dolor, me aferraba a mis necedades, el enemigo me paralizó. Ciertos depredadores provocan ese efecto, paralizan. Y estos no me dejaban escuchar a Dios. Recuerdo que llegó un momento en el que yo me quedé con una mano atrás y otra adelante. Sin ánimos para nada en ese momento. Obviamente empecé a padecer, pasé muchos días sin comer.  Postrado, inerte, dejándome morir. Mis niveles de alimento habían descendido mucho. Fueron más de 20 días sin comer. Sólo un poco de agua bebía. Estos niveles de escasez de alimento en mi cuerpo y de líquidos fueron provocando cierto ambiente espiritual. Al final esos momentos terminaron en algo maravilloso.

Yo, hasta entonces, fui una persona escéptica y de pronto escuché a Dios. El Señor me dijo alto y claro: -No tienes por qué estar derrotado. Me duele verte adorando un ídolo en lugar de adorarme a mí. -Yo, abusando, me puse  necio diciéndole- -Pero Señor si yo la amo, tú me la diste. -Y el Señor me contestó muy adentro de mi ser y de forma audible- -No, yo no te di nada, tú escogiste, y lo que escogiste no es bueno para ti porque se llama adulterio. Tú te debes a otra mujer, a la que deshonraste.

Mis oídos fueron abiertos dramáticamente. En ese momento yo me puse en pie y empezó mi restauración personal.

Trabajando en la obra de Dios

 

Gracias al trabajo en No Más Divorcios pude entender el concepto verdadero del amor y aprendí a buscar de Dios sin justificar mis pecados. Esto me dio libertad, me otorgó perdón. Mucha veces he escuchado la voz de Dios que con amor me dice todos y cada uno de mis errores que, viniendo de su boca, pude ver que eran grandes necedades las que yo defendía.

Al fin libre, y con mi vista en Dios, comprendo en dónde debo estar. Trabajo llevando esperanza y mi experiencia a matrimonios. Comparto con mis hijos e intento curar todo el dolor que mis malas decisiones trajeron a sus vidas. Dios ordena y yo cumplo, no meteré manos sucias nunca más.

Mi esfuerzo es para mi familia, mis oraciones, mi amor. Además hoy puedo levantar manos limpias a mi Señor y mis hijos admiran mi decisión de imitar a Jesús. El tema conyugal esta en manos de Dios, lo importante es su perdón. Todo es cuestión de tiempo, el tiempo justo, el tiempo de Dios. Quizá para eso me aparté de Él por un tiempo, para que me recibiera, ya no como esclavo, sino como su hijo.

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera  se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera
Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

 

Infiel. Mi cónyuge me falló ¿Qué hago?

INFIEL

 Seis pasos a considerar cuando me entero que mi cónyuge es infiel

 

Infiel, palabra que hace temblar a los cónyuges. Pero, entendamos, la infidelidad en el matrimonio es una prueba que hay que superar. El matrimonio es un pacto. Es una obligación que se contrae. Partiendo de esto, cada vez que las personas nos cuentan sobre su cónyuge infiel, vemos que el mundo se les cae encima. Con esto dan pie a que otros problemas mayores vengan sobre sus familias. Por ejemplo: mala salud, descuido de los hijos, influenciar a los hijos con el conflicto entre los padres, provocar que los hijos entren en la contienda, que los hijos estén de un bando o del otro, mermas en las actividades de sus hijos, poca concentración en el trabajo del cónyuge abandonado y a veces hasta la pérdida del mismo, ocasionando con esto, que por la situación económica, también venga a ser otro agravante sobre la relación ya lastimada.

Es por eso que te traigo este articulo, con todo el amor de Dios.

Espera lo mejor, prepárate para lo peor y recibe lo que venga. (Proverbio inglés)

Paso 1

 

Entiende que tu cónyuge infiel, no te desprecia a ti, desprecia a Dios y su maravilloso plan en el matrimonio. Esto quiere decir que si tu cónyuge está en desobediencia para con Dios, está en serios problemas. Como tú juraste estar en las buenas y en las malas, tu deber entonces es interceder por tu cónyuge, como lo dice la Palabra de Dios. El cónyuge, cuando es infiel, atraviesa por las malas y no las buenas como se podría creer.

Entiende que tu cónyuge infiel, no te desprecia a ti, desprecia a Dios. Clic para tuitear

 

Porque ¿de dónde sabes, oh mujer, si quizá harás salvo á tu marido? ¿ó de dónde sabes, oh marido, si quizá harás salva á tu mujer? 1 Corintios 7:16 Reina-Valera Antigua (RVA)

Paso 2

 

Los trapos sucios se lavan en casa. No debo hablar de mis problemas conyugales con nadie. Por nadie entendemos: amigos, hermanos, padres, suegros; vamos, nadie. Tampoco hablaré ni bien ni mal cuando mi cónyuge es infiel. Lo prudente es que te busques un mentor y que él tenga experiencia en el tema. Alguien que, dé preferencia, haya pasado y haya salido de todo esto triunfante, y sobre todo usando los principios de Dios. 

 

Que enseñen á las mujeres jóvenes á ser prudentes, á que amen á sus maridos, á que amen á sus hijos, a ser templadas, castas. Que tengan cuidado de la casa, buenas, sujetas á sus maridos: porque la palabra de Dios no sea blasfemada. Exhorta asimismo á los mancebos á que sean comedidos; mostrándote en todo por ejemplo de buenas obras; en doctrina haciendo ver integridad, gravedad, palabra sana, é irreprensible; que el adversario se avergüence, no teniendo mal ninguno que decir de vosotros. Tito 2:4-8 Reina-Valera Antigua (RVA)

Paso 3

 

El matrimonio es un diseño de Dios. Muchos llegan a la vida familiar por medio de la unión de hecho. Muchos más llegan casados por todas las leyes, pero no se enteran de que van esas leyes. Entonces es necesario que, en este momento de drama en la zona de conflicto, se haga un alto y se comprenda de qué va todo esto del matrimonio. Para enfrentar entonces, con valentía, el tiempo que viene y que con toda seguridad vamos a sobrellevar y salir victoriosos.  

Así mismo vosotras, mujeres, sed sujetas á vuestros maridos; para que también los que no creen á la palabra, sean ganados sin palabra por la conversación de sus mujeres. 1 Pedro 3:1 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

Vosotros maridos, semejantemente, habitad con ellas según ciencia, dando honor á la mujer como á vaso más frágil, y como á herederas juntamente de la gracia de la vida; para que vuestras oraciones no sean impedidas. 1 Pedro 3:7 Reina-Valera Antigua (RVA)

Paso 4

 

La intimidad sexual es una forma de servir al cónyuge y esto es permitido obviamente sólo entre esposos. Entonces jamás pensar que te has convertido en el amante de tu cónyuge. Mucho menos pretender castigar al cónyuge negándole la intimidad sexual. Negarse al cónyuge haría más grande el distanciamiento que pudiera estarse dando. Además,  negar tu cuerpo al cónyuge es contrario a lo que son las obligaciones conyugales. No hay mayor muestra de unidad que servir en este tema al cónyuge, aún cuando éste se encuentre en pecado, aun cuando este siendo infiel.

 

«No os defraudéis el uno al otro, á no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos en la oración: y volved á juntaros en uno, porque no os tiente Satanás á causa de vuestra incontinencia». 1 Corintios 7:5 Reina-Valera Antigua (RVA)

Paso 5

 

Cierra toda posibilidad de enterarte de situaciones que tu cónyuge infiel pueda estar haciendo desde la clandestinidad. Esto sólo hará una herida que te va a distraer de tus obligaciones maritales y entonces, en lugar de tener un cónyuge distraído venimos a tener dos. ¿Que sucederá con los asuntos de la familia si los dos cónyuges andan como atontados? Uno por un lado con su adulterio o infidelidad y el otro cegado por su idolatría.

 

Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón; Porque de él mana la vida. Proverbios 4:23 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

Paso 6

 

Si vas a interceder por tu cónyuge, enfócate en que tu oración te mantenga firme a ti. No hagas del ayuno y la oración a Dios un vano conjuro o un vano ritual. Recuerda que tus hijos van a estar observando el evangelio que vives y dependerá de ello el que tus hijos vean a Dios, allá muy alejado, lejano a ustedes o bien obrando con poder en sus vidas, de forma indescriptible. Oremos con frecuencia, porque la oración es un escudo para el alma, un sacrificio a Dios y un azote para Satanás. La Palabra de Dios dice:

Amonesto pues, ante todas cosas, que se hagan rogativas, oraciones, peticiones, hacimientos de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador; el cual quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad. 1 Timoteo 2:1-4 Reina-Valera Antigua (RVA)

Deseamos que estos pasos sean grabados en tu mente y te recuerden tu propósito en este tiempo. Muchos matrimonios han sido restaurados a lo largo de la historia de la humanidad, aun cuando nadie daba un centavo por ellos. Aun cuando el cónyuge ha sido infiel. Eso se ha logrado, siempre, por la obediencia de tan solo un cónyuge. La obediencia de uno, bastara para que el matrimonio sea restaurado.

 

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente. Agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

 

Héroe o Cobarde

Restauración Matrimonial

El Señor no te da cargas mayores a tu fuerza

 

Tú eliges ser un héroe o un cobarde en tu restauración matrimonial. Ser fuerte y valiente significa no dejar de avanzar, nunca claudicar. No  debes caer en tentación. Lucharás contra el “que dirán”, contra tu carne. La forma en que tú cuestiones es la clave. No preguntes ¿por qué a mi? pregunta ¿para qué?

Dios te eligió para conducir a tu familia a lugares increíbles. Les conducirás a tierras donde el pecado no tiene lugar, simplemente porque ya no estará en el programa o ADN espiritual de tus descendientes. Tu ejemplo será la mejor cátedra. Pero se hace necesario que seas valiente y un valiente no permite que el egoísmo entre en su corazón. Un héroe muere por los suyos.

Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:27 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Tú tienes que cumplir con lo que le prometiste a Dios, no importan tus sentimientos. Pase lo que pase deberás actuar con valentía. Deberás ser el héroe o heroína de tu familia. Te definirás como héroe porque vas a actuar en obediencia; y no como aquel cobarde que no actúa, preso de sus miedos y falta de fe.

Se hace necesario que seas valiente y un valiente no permite que el egoísmo entre en su corazón. Un héroe muere por su esposa e hijos, por los suyos. @RonnieVBCarrera Clic para tuitear

Héroe: tú intercede mientras actúas

 

Imagina que tu cónyuge es secuestrado por personas que pueden hacerle daño. Estamos seguros de que tus oraciones se volcaran cubriendo a tu cónyuge e incluso se volcaran sobre sus captores para que Dios toque sus corazones y se arrepientan.  Tu cónyuge esta preso del pecado en este momento, es como si tuviera sus ojos vendados y no supiera en que lugar esta, es como si no se le permitiera volver a casa porque esta maniatado.

El enemigo puede llegar a engañarte haciéndote creer que tu cónyuge no esta cautivo, presentándote evidencia de que, incluso, es feliz y hasta prospero;así opera satanás.

Héroe: tú tienes una misión divina

 

Si tú tienes un pacto matrimonial o una unión de hecho en donde no existen compromisos previos, de ninguna de las dos partes y actúas en obediencia a Dios, ten la seguridad de que tu cónyuge será liberado y restablecido a tu hogar.

Pero recuerda, tú debes ser fuerte y valiente. Porque serás tú quien guié a toda tu familia a donde les prometió el Señor tu Dios. Preocúpate entonces de no estorbar la voluntad de Dios con actitudes egoístas, manipuladoras o incluso temerosas. Dios jamás faltara a un pacto; y si tú y el Señor están respetando el pacto matrimonial hay mayoría.

Esfuérzate y sé valiente. Porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Josué 1:6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!

 

RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios de En Pos de Dios. El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.

Redes Sociales y Restauración Matrimonial

redes_sociales_peligrosas

El peligro en las redes sociales

 

Redes sociales y  la restauración matrimonial son como agua y aceite. Las redes sociales, en especial Facebook, se han vuelto tema delicado en cuanto a  relación matrimonial  y de restauración se refiere. Basado en la experiencia que ofrece el trabajar por varios años en medios sociales y con familias, he observado diez puntos claves para no estropear tu proceso de restauración matrimonial.

A continuación te describo estos puntos. Te invito a reflexionar sobre cuales cambios o consideraciones debas tomar en adelante. Todo con el fin de no afectar tu proceso de restauración matrimonial.

1. Tu proceso es privado.

 

No hagas declaraciones publicas sobre tu proceso, ya que las redes están plagadas de depredadores sentimentales, ya sean hombre o mujeres que sabrán tus puntos débiles y buscaran sacar provecho de ello. No queremos que en lugar de arreglar su matrimonio lo terminen de sepultar. Utiliza los mensajes privados para obtener consejo si utilizas las redes sociales para buscar ayuda. Elige un mentor y solo con él habla tus situaciones.

 

Y Ana le respondió diciendo: No, señor mío; yo soy una mujer atribulada de espíritu; no he bebido vino ni sidra, sino que he derramado mi alma delante de Jehová. 1 Samuel 1:15 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

2. Tu circulo de amigos debe estar protegido.

 

Toda aquella persona que te pone en riesgo de pecado no debe estar en tu lista de contactos. Revisa periódicamente tu lista para determinar quienes pueden permanecer en ella y quienes no. No sientas pena de borrar, incluso bloquear, a las personas potencialmente peligrosas. Aquí tenemos a todas aquellas personas del sexo opuesto con quienes tuviste alguna relación sentimental en tu vida de soltero. También personas que abiertamente estén buscando conducirte por caminos contrarios a Dios.

 

Porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 2 Corintios 6:14b Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

3. Guarda tu corazón.

 

Bloquea a todas aquellas personas y perfiles que puedan presentar evidencias reales o ficticias sobre el pecado de tu cónyuge. Bloquea también a todas las personas que han mostrado algún interés de índole sexual, ya sea en el pasado o en la actualidad. Incluso deberás bloquear a familiares y amigos que prefieran congraciar con tu cónyuge y su pecado.

 

Y en respuesta les dije: El Dios de los cielos, Él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén. Nehemías 2:20 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

4. Se selectivo al solicitar ayuda.

 

Los sitios que ofrecen ayuda y consejería deberán también ser estudiados meticulosamente. En No Más Divorcios hemos detectado y denunciado cuentas piratas que pretenden hacerse pasar por nosotros utilizando el mismo nombre con ligeras variaciones. También hemos hecho publicas las cuentas e identidades de quienes participamos en la creación de contenido, mentorado y consejería, para tu seguridad.

 

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. 1 Timoteo 4:1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

5. Transparencia en tu identidad.

 

No uses cuentas con el nombre de tu cónyuge, hijos o seudónimos; es preferible que uses tu nombre, lo más claro posible. Tú guarda tu corazón, eso nos quedo claro; pero no pierdas la oportunidad de ser transparente. No queremos que veas información que pueda lastimarte pero tú debes hacer gala de santidad y transparencia. Tu cónyuge estará observando tus acciones con toda seguridad.

 

Su morada está en medio del engaño; por muy engañadores no quisieron conocerme, dice Jehová. Jeremías 9:6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

6. Protege tus cuentas de redes sociales de intrusos.

 

Como mencionamos en el punto 1, las redes están llenas de personas con malas intenciones y se ha vuelto común el que hombres y mujeres observen tu condición desde tus comentarios y decidan hacer invitaciones de amistad con malas intenciones. Examina las cuentas que te envían invitaciones y no aceptes a nadie que no sea de tu total conocimiento.

 

Porque todos ellos nos amedrentaban, diciendo: Se debilitarán las manos de ellos en la obra, y no será terminada. Ahora, pues, oh Dios, fortalece tú mis manos. Nehemías 6:9 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

7. Un ciego no puede guiar a otro ciego.

 

Cuando llegues a sitios que ofrecen ayuda, como es el caso de las paginas de Facebook, no hagas invitaciones a otros seguidores ni las aceptes de ellos. No sabes que tipo de información o creencia puedas recibir de estas personas. En todo caso comparte dentro de la pagina ya que de existir alguna tergiversación, en nuestro caso, de la Palabra de Dios, podemos ofrecer auxilio y aclaraciones prontamente.

 

Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo? Lucas 6:39 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

 

8. Imágenes de perfil en redes sociales.

 

Recomiendo que honremos con todo nuestro ser a Dios. Por lo que constantemente estoy aconsejando que se hagan imágenes de rostro mostrando nuestra mejor sonrisa, como una ofrenda a Dios. De esta manera nuestro perfil estará hablando muy claro de lo que hay en nuestro corazón. Imágenes mostrando el cuerpo de forma impropia solo provocará que los depredadores se vean tentados y con esto acarrear problemas a tu ya frágil relación matrimonial.

 

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable á Dios, que es vuestro racional culto. Romanos 12:1 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

9. Los perfiles de redes sociales son privados.

 

Si tienes la clave de el perfil de tu cónyuge te aconsejamos que le informes de este punto para que lo cambie. Dios quiso que fuéramos una sola carne y no una sola mente. Los perfiles de redes sociales son privados. Saber información privada, lejos de ayudar en tu restauración matrimonial, la complica.

 

Por tanto, dejará el hombre á su padre y á su madre, y allegarse ha á su mujer, y serán una sola carne. Génesis 2:24 Reina-Valera Antigua (RVA)

 

10. Maneja un solo perfil en tus redes sociales.

Caminar en la clandestinidad no traerá más que mal gastar tiempo valioso en tu crecimiento espiritual. En lugar de estar espiando a tu cónyuge desde perfiles secundarios, dedícate a recibir de Dios y aprender a confiar solo en Él. Tu Biblia debe estar cerca de ti; mucho más cercana que un dispositivo que posea acceso a Internet y redes sociales.
Todo me es lícito, mas no todo conviene: todo me es lícito, mas no todo edifica. 1 Corintios 10:23-26 Reina-Valera Antigua (RVA)
—-¡Déjanos tu comentario y únete a la conversación!—-
RonnieVBCarrera se considera un sobreviviente del adulterio, escribe y comparte sobre restauración personal y matrimonial. Puedes seguirle en Twitter @RonnieVBCarrera Este artículo procede del ministerio No Más Divorcios  de En pos de Dios.
El material publicado en esta página se encuentra disponible para ser compartido gratuitamente, en cuyo caso, agradecemos su integridad al citar la fuente en respeto a nuestros derechos de autor.